REUNIÓN CON LA COOPERATIVA

El PSOE se adhiere a las reivindicaciones de los taxistas: paradas despejadas y más marquesinas

El PSOE se adhiere a las reivindicaciones de los taxistas: paradas despejadas y más marquesinas
Hernández y Gutiérrez, con los representantes de Radio-Taxi.
Hernández y Gutiérrez, con los representantes de Radio-Taxi.  

El secretario general del PSOE de Ceuta, Manuel Hernández, y su responsable de Barriadas, Juan Hernández, se han reunido con representantes de Radio-Taxi para "escuchar sus problemas, demandas, quejas y reclamaciones" y se han adherido a las reivindicaciones de un sector que es, a su juicio, "una referencia del pulso social de la ciudad”.

Los socialistas se han hecho eco de las "dificultades" de la Cooperativa del Taxi para sobrevivir económicamente, pues paga anualmente a la Autoridad Portuaria 16.000 euros anuales en concepto de tasas tras "una subida inesperada de 11.000 euros". "Si a ello, se le suma la bajada de ingresos como consecuencia de una menor recaudación por la venta de combustible, los números no son nada buenos", han advertido.

Reivindican que sus paradas se mantengan despejadas de vehículos particulares (problemática especialmente recurrente en Plaza Azcárate o junto al Lidl), que se resuelva la problemática en el 'Mercadona' de La Almadraba y que se instalen marquesinas "en diferentes lugares, como son el Hospital Universitario, Parques de Ceuta y Gran Vía, entre otros".

"Los profesionales de Radio-Taxi realizan un importante servicio público a los ceutíes, pero es que además cumplen con una labor social, son los primeros en informar, en muchas ocasiones, de situaciones de emergencia y urgencia, como pueden ser accidentes e incendios, entre otras”, ha alabado Hernández, que ha pedido al Ejecutivo local que "les consulte" antes de "tomar decisiones relacionadas con obras, cambios de sentido de circulación, asfaltado o cortes de calles".

El líder socialista opina que “el Gobierno del PP muestra una gran falta de consideración hacia el gremio del taxi, ya que aunque sus componentes no sean personal técnico, al menos deberían ser escuchados, dada su experiencia en las calles, puesto que pasan muchas horas en ellas y, por lo tanto, conocen muchos entresijos sobre el tráfico y, también, sobre el estado de la ciudad”.

"Vivas y su séquito muestran una falta manifiesta de interés hacia los problemas, demandas, quejas y reclamaciones de los profesionales del sector del taxi, a los que el presidente, cuando les recibe, piensa que con una palmadita en la espalda, estrecharles la mano y acompañarlos a la puerta ya ha cumplido”, ha recapitulado.