CRÍTICAS A PP Y PODEMOS

El PSOE ceutí ve en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género "un acuerdo de mínimos"


El PSOE ceutí ve en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género "un acuerdo de mínimos"

El PSOE de Ceuta ha considerado este lunes que la reciente aprobación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género es “un buen inicio para empezar el camino, un acuerdo de mínimos para avanzar en la consecución de atajar la tragedia más importante que tiene la sociedad española”.

Desde Daoiz han señalado al socialismo como impulsor de este acuerdo a través de una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados y ha opinado que el PP "se ha visto obligado a apoyar este Pacto de Estado ante la pérdida de su mayoría absoluta”, ya que “desde 2011 ha rechazado todas las propuestas sobre violencia de género que el PSOE ha presentado en el Congreso y en el Senado”, apuntan.

Podemos también ha sido blanco de sus críticas: "Su abstención", ha interpretado, "significa la prueba de la insolidaridad de esta formación política con este gravísimo asunto, así como con las mujeres víctimas, y pone de manifiesto la incompetencia e irresponsabilidad de su modo de trabajar, cuyo resultado ha sido la aprobación en la Comisión en el Senado y la abstención en el Congreso”.

Desde el PSOE de Ceuta estiman que “la lucha contra la violencia de género siempre ha sido nuestra prioridad; nuestro compromiso es con las mujeres víctimas, con las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia por su condición de mujer, y a las que tenemos que dar respuesta, y por esta razón, apoyamos este Pacto, aunque no es exactamente el Pacto de Estado que el PSOE hubiera hecho”.

El Pacto de Estado aprobado contempla 200 medidas con un presupuesto de 1.000 millones de euros para los próximos 5 años. El PSOE ha defendido como cuestiones imprescindibles para el apoyo al Pacto, la existencia de una ‘Memoria económica’ y la aprobación de una ‘Comisión de Seguimiento’ entendida como una comisión de evaluación continua de la ejecución de las medidas contempladas.

Precisamente, en las Resoluciones del 39 Congreso Federal, se aprobó destinar el 0,2% del PIB anual a la lucha contra la violencia de género, aproximadamente 2.100 millones de euros.

En el Pacto se recogen diferentes propuestas presentadas por el Grupo Socialista, entre ellas que los Ayuntamientos recuperen las competencias en prestación de servicios sociales, igualdad y prevención de la violencia de género; especialización de los Juzgados de lo Penal y Familia y formación específica para policías y guardias civiles; garantizar a las víctimas la asistencia letrada gratuita; o aprobar la ampliación de la pensión de orfandad a todos los menores huérfanos por Violencia de Género y retirada del régimen de visitas a los padres condenados por malos tratos.

Las propuestas del Grupo Socialista que no han sido aceptadas, se han presentado a través de 20 votos particulares al dictamen. Entre otras cuestiones, proponen incluir reformas sobre custodia compartida impuesta, violencia patrimonial, aborto, trata y prostitución. Y con carácter prioritario, el PSOE ha solicitado la reforma de varias leyes, que se acorten los plazos para poner en marcha este Pacto y que se activen los recursos económicos de los que está dotado.