"TRETAS IRRISORIAS"

El PSOE denuncia que el Gobierno de Vivas utiliza el Plan de Barriadas "como herramienta electoral"

El PSOE denuncia que el Gobierno de Vivas utiliza el Plan de Barriadas "como herramienta electoral"
Imagen de uno de los carteles colocados por el Gobierno en la ciudad.
Imagen de uno de los carteles colocados por el Gobierno en la ciudad.  

El PSOE de Ceuta ha denunciado este viernes “el arranque de precampaña electoral” que, a su juicio, "parece haber iniciado el Partido Popular, a dos años aún de los próximos comicios con la instalación de paneles en los que promociona un Plan de Barriadas 2017- 2019, con una dotación de 80 millones de euros y haciendo llegar el mensaje 'Cumpliendo objetivos”.

Para los socialistas "resultan totalmente irrisorias las tretas a las que se ve obligado a recurrir el Ejecutivo de Vivas para vender a la ciudadanía unos logros que no tienen nada que ver con la realidad porque, en primer lugar, el Plan de Barriadas en vigor se configuró para el periodo 2015- 2019 y, en segundo lugar y por tanto, el presupuesto del mismo no está destinado a dos ejercicios, sino a cuatro”.

Desde el PSOE de Ceuta aseguran “no entender a qué se debe esta publicidad engañosa que sólo puede responder a la necesidad del Gobierno de preparar el terreno a unas elecciones que se le presentan más que escamosas”, ya que “la ciudadanía es plenamente consciente de la incapacidad que tiene el Ejecutivo de Vivas para solucionar los problemas estructurales con los que se ven obligados a vivir”. 

Asimismo, los socialistas denuncian la “nefasta” gestión que la Ciudad está llevando a cabo en las barriadas de Ceuta, “a las que tiene condenadas al más absoluto de los olvidos por la ineficacia de un Plan de Barriadas que parece haber nacido muerto, al que se sometió en sus inicios a múltiples modificaciones y que, tras dos años de vigencia, aún parece no arrancar”.

En este sentido, los de Daoiz critican que “el retraso manifiesto que está sufriendo el proyecto se pueda deber a que el Gobierno lo maneja tan sólo como herramienta electoral”, y cuestionan si “éste realmente atenderá los problemas estructurales de las zonas periféricas o si finalmente servirá tan solo para realzar aún más el centro de la ciudad”.