SEIS AÑOS

El PSOE denuncia que la reforma laboral del PP solo ha traído "salarios bajos y empleos precarios"

El PSOE denuncia que la reforma laboral del PP solo ha traído "salarios bajos y empleos precarios"
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Seis años después de la aprobación de la reforma laboral del PP, el PSOE de Ceuta ha denunciado este sábado que solo ha traído "una mezcla de bajos salarios y empleos precarios que está provocando un aumento de las desigualdades y del riesgo de pobreza” a base de “empleos temporales, estacionales y a tiempo parcial que están empobreciendo a trabajadores y familias, incrementando las desigualdades, el riesgo de pobreza y de exclusión social y ponendo en riesgo la Seguridad Social y el sistema Público de Pensiones”.

Desde el PSOE se tiene claro que “resulta fundamental derogar totalmente la reforma laboral del 2012 para restablecer derechos, recuperar un sistema de negociación colectiva fuerte y equilibrado, fomentar la estabilidad en el empleo y la inserción laboral de los jóvenes suprimiendo el contrato de formación y aprendizaje, las prácticas no laborales y la figura del becario”.

Para los de Daoiz es evidente que “lo que perseguía la reforma laboral del PP era producir en España una devaluación salarial, una transferencia de rentas desde los trabajadores y sus familias hacia las rentas de las empresas” y “la verdad es que lo consiguió”. De este modo, se ha producido el “empobrecimiento de trabajadores y familias” y “un aumento de las desigualdades y del riesgo de pobreza”.

En la primera etapa de la reforma, según el PSOE, “se destruyó más empleo que el que se había producido entre 2008 y 2012” y a día de hoy tampoco se ha conseguido reducir la temporalidad, “al contrario, estamos en el 26,5 % de tasa de temporalidad, los líderes europeos”. Y en el caso de Ceuta, “aproximadamente el 90 por ciento de los contratos laborales mensuales que se hacen son temporales, provocando una característica de debilidad muy importante en el mercado de trabajo local”.

Con la temporalidad, los socialistas insisten que “la principal consecuencia de la reforma laboral es el empleo precario que se está creando, ya que con ella aparecen dos fenómenos singulares: la parcialidad, algo que afecta sobre todo a las mujeres, y los contratos de cada vez más corta duración”.

De igual modo, la reforma ha provocado también “desregulaciones de materias que estaban pactadas en los Convenios colectivos, como los salarios, las jornadas, o la calificación profesional”. Como consecuencia de ello, explican desde el PSOE, “se genera una situación muy preocupante y es que en 2017 se han producido 157 millones de horas ilegales, es decir, horas que no son compensadas económicamente ni con tiempo de descanso y no cotizan a la Seguridad Social”. Y además, “ello resulta un caso claro y evidente de fraude laboral que hace que la Seguridad Social ha dejado de ingresar el año pasado unos 2.000 millones de euros por horas ilegales”.

Entre los socialistas se aboga por un nuevo Estatuto de los Trabajadores, en el que se incluyan elementos como la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres para conseguir la igualdad salarial, la igualdad de oportunidades y de trato. Es más, “ese nuevo Estatuto debe surgir del diálogo social y debe dar respuesta a las nuevas realidades que han surgido en el ámbito del trabajo”.

Por último, desde el Partido Socialista se asegura que “la reforma laboral del PP es el verdadero programa ideológico de la derecha española” y “lo único en lo que Rajoy y De Guindos han cumplido a rajatabla”, provocando un “destrozo social sobre los derechos adquiridos de los trabajadores y trabajadoras” y en las clases medias de este país.