FISCALÍA

El PSOE denuncia a Vivas, García y Ramos por prevaricación y malversación por la sucesión de enchufes a Sierra

El PSOE denuncia a Vivas, García y Ramos por prevaricación y malversación por la sucesión de enchufes a Sierra
Manuel Hernández y Juan Vivas en una imagen de archivo.
Manuel Hernández y Juan Vivas en una imagen de archivo.  

El PSOE de Ceuta ha presentado ante la Fiscalía una denuncia por una serie de hechos que pudieran ser constitutivos de prevaricación, y malversación de caudales públicos contra el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, los consejeros de Fomento y Medio Ambiente, Néstor García y Fernando Ramos, además de contra Juan Manuel Martín Portes, gerente de Acemsa, José María Caminero, como interventor de la junta general de la empresa municipal, María Dolores Pastilla, como secretaria general y Pedro Sierra, trabajador de Acemsa y motivo de la denuncia por ocupar altos puestos en la administración local presuntamente de forma irregular.

A las puertas de unas elecciones generales y con la pre campaña electoral en marcha, el PSOE de Ceuta presenta este primer lunes de abril en la Fiscalía, con el visto bueno de Ferraz, para presentar una denuncia por una serie de hechos concatenados que apuntan segun los socialistas a prevaricación y malversación de fondos públicos.

El PSOE acusa a Vivas de amparar todo un historial de ‘enchufes’ que han valido a Sierra para ocupar una serie de altos puestos en la administración pública local. Puestos en los que, como en el caso de Acemsa, no acude al estar ejerciendo de funcionario de Fomento e incluso firmando resoluciones, aseguran los socialistas. Y no es la primera vez que el nombre de Pedro Sierra aparece asociado a un supuesto caso de nepotismo. La Federación de Servicios Públicos de UGT en la Ciudad ya acusó al Gobierno de Vivas de preparar una plaza de ingeniero de Caminos a su medida. Antonio Ramírez, secretario de Administración de FSP-UGT, entregó a los medios un sobre cerrado en el que vaticinaban el nombre del agraciado.

La denuncia salpicaría también a los consejeros de Fomento y Medio Ambiente, Néstor García y Fernando Ramos, además de contra Juan Manuel Martín Portes, gerente de Acemsa, José María Caminero , como interventor de la junta general de la empresa municipal, María Dolores Pastilla, como secretaria general de dicha junta de Acemsa. Nombres a los que hay que sumar un denunciado más que es a su vez el motivo de la denuncia: Pedro Sierra.

Sobre todos ellos “un denominador común”, subraya la denuncia del PSOE, a la que ha tenido acceso Ceuta al Día: Juan José Vivas Lara, “sin cuyo conocimiento, consentimiento, instigación y aprobación, toda la relación de hechos acontecidos y relatados no hubieran sido posible”, acusan los socialistas en su escrito de denuncia.

El nombre de Pedro Sierra, un empleado público completamente desconocido para el ciudadano de a pie y uno de los mejor pagados de la Ciudad, salió a la luz pública recientemente con la denuncia de UGT de la creación a medida para él de una plaza de ingeniero de caminos que Ceuta no necesita. Pero la relación de Sierra con la Ciudad no empieza ahora, con la plaza de ingenieros. Una relación, eso sí, siempre discreta y bien pagada, y según la denuncia, cuanto menos irregular.

Pedro Manuel Sierra García, es “formalmente” trabajador de la empresa municipal Aguas de Ceuta (ACEMSA), desde 2009 explica la denuncia en los antecedentes de hecho. En solo siete meses alcanzó el puesto de Director General Técnico, lo que traía consigo un sueldo mensual por encima de los 5.500 euros. Un sueldo más que jugoso, hace diez años y ahora, ”pagas extraordinarias y demás parabienes aparte”, precisa la denuncia socialista presentada a la Fiscalía.

Pero, pese a lo jugoso del sueldo y a su astronómico ascenso, detallan, Sierra presentó su dimisión y cesó de forma voluntaria apenas un año después, en julio de 2010, recibiendo un finiquito de casi 7.000 euros por todos los conceptos devengados y no abonados: partes proporcionales de las pagas extras y vacaciones. “Es decir cesa su relación con ACEMSA, siendo liquidado,  circunstancia que provoca la pérdida de la condición de empleado público”, explica el PSOE en su denuncia.

Una renuncia a un puesto directivo de entre los  mejor pagados de Ceuta que no era casual, creen en el PSOE. Lo esperaba un puesto mejor. “De manera incomprensible”, clama el PSOE en la denuncia, “y sin solución de continuidad”, Pedro Sierra “Toma posesión como empleado público, aunque ya no lo es,  en el Organismo autónomo del Ayuntamiento  Gerencia de Infraestructuras y Urbanismo de Ceuta (GIUCE), “todo ello prescindiendo de todo tipo de prueba selectiva para el acceso a empleo público”, señalan.

La plantilla de la GIUCE se componía presuntamente de empleados públicos pertenecientes a la Consejería de Fomento de la Ciudad Autónoma , “y tal y como expresamente la consejera que no suponía ningún gasto adicional en materia de personal , ya que , era personal propio”, recuerdan desde el PSOE, apuntando que Sierra , “ya no es empleado público, no forma parte de la plantilla de la Ciudad ni de ninguno de sus organismos autónomos es designado sin procedimiento de selección alguno y entra a formar parte de la GIUCE dedocraticamente"

Los denunciantes reconoce que “se desconoce el salario y categoría profesional asignado a Pedro Manuel Sierra”, pero sospechan que puede ser muy elevada e instan a investigar “tan extraordinario acontecimiento, pues no todos los días se renuncia a un sueldo astronómico (…) para convertirse en “funcionario público” con sus consabidas estrecheces retributivas.

Pero la fulgurante trayectoria laboral de Sierra no se había detenido y pronto la GIUCE se quedó pequeña. “Como finalmente la GIUCE no alcanzó todo lo que políticamente parece ser se esperaba de ella –desarrolla la denuncia-, dicho organismo público se disolvió con lo que todos los funcionarios de dicho organismo se reintegraron en sus antiguos puestos de trabajo en el Ayuntamiento de la Ciudad de Ceuta, y es donde sorpresivamente Pedro Manuel Sierra García solicita la reincorporación a su antiguo puesto de ACEMSA, al que expresamente había renunciado y por el que había recibido la indemnización correspondiente”.

Una reincorporación a la que Sierra tiene derecho, admite la denuncia, aunque insisten en que vulnera los principios de un acceso igualitario al empleo público: “Sí es cierto que los Estatutos del Organismo Autónomo sí recoge tal posibilidad, (pero) no es menos cierto que dicha posibilidad es objetivamente una grosera patada al derecho de acceso a la función pública”. Aún así, insisten en que no puede considerarse un retorno al haber recibido finiquito: “No se puede hablar de retorno a un puesto de trabajo al que se ha renunciado, o ¿Cómo se justifica la indemnización recibida?”, arguyen.

Lo único claro es que lo de Sierra no fue un retorno, al menos un retorno a Acemsa, porque, según la denuncia del PSOE de Ceuta,  a pesar de la aprobación del Consejo de Administración para que Pedro Manuel Sierra se incorporara en 2014, “sencillamente, nunca llegó a incorporarse. Esta afirmación que objetivamente pudiera parecer absurda, es sencilla y brutalmente cierta”, lamentan los socialistas en la denuncia, asegurando que el ínclito Pedro Sierra “sigue prestando servicios directamente para el ayuntamiento de la Ciudad de Ceuta, en la Consejería de Fomento como funcionario de tal dependencia, pero siendo retribuido y cotizado por la mercantil municipal ACEMSA”.

“Los trabajadores de la plantilla de ACEMSA afirman, tras ser preguntados que D. Pedro Sierra llegó a la empresa pero al poco tiempo se marchó, sin que más se sepa de él, y que creen que solo aparece para votar en las elecciones sindicales”, explican testigos al PSOE, que señala que “es tanto el descaro que “el Gobierno ha perdido la vergüenza y se ha atrevido a  publicitar resoluciones de la Consejería de Fomento en donde figura D. Pedro Manuel Sierra como del empleado del Ayuntamiento”.

Los socialistas reclaman que se investiguen los procedimientos por los que Sierra ha ido ocupando estos empleos públicos y cómo Acemsa retribuye a un trabajador que no acude a su puesto de trabajo.