POLÉMICA

El PSOE se desmarca de las declaraciones de racismo de Daoud y el PP, magnánimo, aboga por pasar página

El PSOE se desmarca de las declaraciones de racismo de Daoud y el PP, magnánimo, aboga por pasar página
Mayda Daoud (PSOE)
Mayda Daoud (PSOE)  

El secretario general del PSOE de Ceuta, Rafael Leal, se ha desmarcado de las declaraciones de la vicepresidenta segunda de la Asamblea y compañera de partido, Mayda Daoud, sobre el racismo intrínseco de los ceutíes, alegando que el PSOE “no cree que Ceuta sea racista”. Mientras, desde el otro extremo de la escena política local, los parlamentarios del PP, Guillermo Martínez y Fatima Mohamed, han subrayado su desacuerdo con las afirmaciones de la vicepresidenta segunda de la Asamblea, que achacan a su “bisoñez” pero abogando por “pasar página”.

PSOE y PP se han intercambiado los papeles este sábado en su posicionamiento ante las un extracto de las declaraciones de Mayda Daoud a un programa de Tele5 en el que afirmó que “Ceuta es racista de por sí”. Los socialistas se han distanciado con frialdad de las palabras de su compañera de filas, recordando que ella misma afirma que “están descontextualizadas”. Sí han sido más críticos con el video “excesivo” del PP señalando a Mayda Dapud. “Se equivocan, allá ellos”.

Rafael Leal y José María Mas, PSOE (1 de 1)

Igual de críticos con las palabras de Daoud pero más comprensivos han sido los dos senadores por Ceuta, los populares Guillermo Martínez y Fatima Mohamed, que han descartado “hacer leña del árbol caído”. Partiendo del hecho que discrepan que Ceuta sea una ciudad racista, han achacado las “desafortunadas declaraciones” a la “bisoñez” y falta de experiencia de la vicepresidenta socialista,  “y no por mala intención”, concedía Martínez.

“En estas cuestiones, generalizar hace mucho daño”, reflexionaba Fatima Mohamed, negando tajantemente que Ceuta sea una ciudad racista y poniéndose ella misma, hija de un musulmán y una cristiana, como vivo ejemplo de la convivencia diaria en la ciudad autónoma. “Si en una casa de 70 metros cuadrados pueden convivir dos religiones, en una ciudad de 18 kilómetros cuadrados pueden hacerlo cuatro”, comparaba Mohamed.

Guilermo Martínez y Fatima Mohamed PP (1 de 1)