TRANSPORTE

El PSOE se escuda en los informes técnicos para justificar su oposición a subir la carrera mínima de taxi

El PSOE se escuda en los informes técnicos para justificar su oposición a subir la carrera mínima de taxi
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El líder de los socialistas ceutíes, Manuel Hernández, ha justificado este sábado el voto del PSOE en contra de la subida de la carrera mínima de taxi en Comisión Informativa de Gobernación, que ha molestado al sector, "en base a un informe de Intervención", ya que "siempre hemos apoyado y seguiremos haciéndolo al sector y a sus empleados”. El dictamen dice que subir de 3,3 a 3,5 euros la tarifa de la carrera mínima de taxi es "una decisión política" no sujeta al control de fiscalización, ya que no implica ni ingresos ni gastos para la Administración.

No obstante, los técnicos sí han dejado claro que la "oferta" de los taxistas de, a cambio de esa subida, retirar el suplemento por transporte de mascotas (1,2 euros) no presenta una "deseable equivalencia" y que el argumento de Hachuel para avalar el encarecimiento, "el mantenimiento del equilibrio económico-financiero", no está debidamente acreditado con la información obrante en el expediente.

Hernández ha subrayado que “el sector del taxi y sus trabajadores siempre contarán con nuestro apoyo en todas aquellas cuestiones que sean en defensa de sus intereses buscando el bien común de Ceuta” pero ha dicho que “en esta cuestión se exigía un criterio favorable de Intervención que no venía recogido en su ámbito económico-financiero, por lo que nuestro voto estaba justificado en el respeto a la transparencia y legalidad que debe presidir cuestiones como está, así como a la búsqueda del interés general de todos los ceutíes”.

El portavoz socialista ha recalcado que su apoyo y su mano “está tendida al sector del taxi, sin falsas promesas y sin doble cara, ni muchísimos menos”.

 

'Hadu-Almadraba' y los taxistas se ven al borde de la quiebra

Tanto 'Hadu-Almadraba' como los taxistas se han presentado al borde de la quiebra para arrancar una subida de sus precios al Pleno. La adjudicataria de los autobuses, cuyo contrato vence en 2019, ha aportado sus cuentas de los dos últimos años para demostrar su “preocupante situación económica” que para la Intervención “se enmarca dentro del principio del riesgo y ventura”. Los taxistas alegan que la cuota de Cooperativa ha subido hasta 82 euros y los sueldos, 104 al mes este año.

El ejercicio de 2015 lo cerró con 3,98 millones de euros de ingresos y 3,91 de gastos y el año pasado, con 3,93 y  3,84, respectivamente. Por ello, ha reclamado al Gobierno local “soluciones que posibiliten la recuperación de un equilibrio económico-financiero necesario para el mantenimiento del servicio”.

Los motivos que han llevado a su situación actual son “la bajada continua de viajeros motivada por la problemática situación de la frontera; el acoso de los taxis-pirata y el mantenimiento de líneas deficitarias que no llegan a cubrir los mínimos gastos como la del Hospital, la de Benzú o la de la calle Real”. Desde 2009 ha perdido “en torno al 25% de viajeros” y el precio del combustible subió solo durante el año pasado “un 30%”. “Esta situación a duras penas permite el mantenimiento de los servicios y el cumplimiento del Convenio Colectivo que vence en 2017”, ha alertado.

‘Hadu-Almadraba’ empezó pidiendo poder actualizar sus tarifas, congeladas desde febrero de 2012, “en todos los tramos”, así como ver incrementada la bonificación municipal al combustible; tener garantizado por la Administración un beneficio industrial del 15%; descolgarse del Convenio para recortar un 3% los sueldos y eliminar “líneas deficitarias” y puestos de trabajo. Sin embargo, el consejero de Gobernación únicamente trasladará al Pleno la conveniencia de “subir el bonobús de 0,65 a 0,68 euros, quedando el resto de tarifas en su situación actual”. Para la Intervención tomar esa decisión “constituirá una decisión política, pues no se trata de un incremento anual previsto y no supone gastos ni ingresos para la Ciudad”.