PROPUESTA DE FERRAZ

El PSOE lleva a Pleno el impuesto a la banca para garantizar el sistema de pensiones

El PSOE lleva a Pleno el impuesto a la banca para garantizar el sistema de pensiones
Pedro Sánchez, junto a Manuel Hernández y Rafael Leal en el hall del salón de Actos del Ayuntamiento durante su visita a Ceuta
Pedro Sánchez, junto a Manuel Hernández y Rafael Leal en el hall del salón de Actos del Ayuntamiento durante su visita a Ceuta  

Los socialistas ceutíes llevan a Pleno la propuesta de Ferraz de buscar nuevas medidas para fortalecer y garantizar el sistema de pensiones, lastrado a su juicio por las políticas del PP. Entre las medidas propuestas, el PSOE incluye un nuevo impuesto a la banca y las transacciones financieras como financiación complementaria a la Seguridad Social.


Para los socialistas, las políticas del PP representan una seria amenaza para el sistema público de pensiones. Con sus políticas de empleo, alertan, el Gobierno de Rajoy ha puesto en peligro la sostenibilidad, que ha entrado en un periodo de déficit constantes y crecientes, a lo se suma una progresiva pérdida de poder adquisitivo de las pensiones, sensación de incertidumbre en los actuales jubilados sobre si el Estado será capaz de pagar sus pensiones en los próximos años y desesperanza casi absoluta por parte de la juventud en que algún día puedan contribuir y ser protegidos por el sistema.

Una situación límite para la que el PSOE marca ocho medidas prioritarias para salvar el sistema de pensiones español, que pasa, en primera instancia por volver al consenso de 2011 derogando todos los cambios legales introducidos a lo largo de la legislatura 2011-2015: la regulación de la jubilación anticipada del RDL 5/2013 y, de forma íntegra, la Ley 23/2013, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social.

Asimismo reclaman garantizar el poder adquisitivo de las pensiones, recuperando la actualización de las mismas conforma al IPC; eliminar el factor de sostenibilidad establecido por el PP en la Ley 23/2013, que reducirá las pensiones de jubilación en función de la esperanza de vida de la cohorte correspondiente a partir de 1 de Enero de 2019; racionalizar los gastos del sistema, desplazando a los Presupuestos Generales del 2018 aquellos que no corresponden a prestaciones

Nuevos impuestos

De manera complementaria a la financiación de la Seguridad Social, entre otras medidas los socialistas proponen nuevos impuestos extraordinarios a la banca y a las transacciones financieras. “Pensamos que si toda la sociedad española ha contribuido al rescate de las entidades financieras, este impuesto ha de servir para contribuir al rescate del sistema público de pensiones”.

La lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social debe ser otro frente del Gobierno, así como la reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres, especialmente llamativa en el caso de las pensiones, por lo que proponen  una Ley de Igualdad Laboral con el fin de eliminar la brecha salarial, y por lo tanto de cotizaciones, que acaba derivando en pensiones más bajas  y recuperar la iniciativa legislativa socialista, incluida en la Ley 27/2011 de incrementar la pensión de viudedad para mayores de 65 años que no reciban otra pensión pública hasta alcanzar el 60% de la base reguladora, medida que afecta de manera mayoritaria a las mujeres.

Los socialistas son partidarios además de introducir en el Pacto de Toledo , un nuevo principio de "reequillibrio presupuestario", un concepto que implica una búsqueda de la racionalización de gastos y de ajuste de ingresos cada año, y que tendrá efectos en el medio plazo y hasta finales de los años 40 del Siglo XXI, calculan desde el PSOE.

Otras propuestas al Pleno

Por otrolado, el PSOE instará al Gobierno de la Ciudad a estudiar la viabilidad para la creación de una delegación  del Instituto de Idiomas en la periferia de Ceuta, en alguna de las infraestructuras propias de la Ciudad, situadas en los distritos 3, 4 y 5 o, incluso, ver la disponibilidad de los distintos centros educativos para que, en horario de tarde, puedan disponer de aulas para el aprendizaje de los idiomas de francés e inglés.

El PSOE denuncia que el alumnado que vive por las barriadas de Príncipe Felipe y Alfonso, Juan Carlos I, Hadú, Benzú y Benitez, deben coger dos autobuses para llegar al Campus, ubicado en el 54 (Recinto-Sarchal). Desde el Grupo Parlamentario Socialista, consideramos que debe estudiar el Gobierno, cuanto antes, una solución alternativa a la dificultosa y mala ubicación del Instituto de Idiomas para las niñas y los niños que viven en las zonas citadas anteriormente.