El PSOE propone ir quitando festivos religiosos del calendario y "promover la laicidad" en Ceuta


El PSOE propone ir quitando festivos religiosos del calendario y "promover la laicidad" en Ceuta

- Los socialistas instarán al Pleno a retirar cualquier beneficio fiscal a "todas las entidades religiosas o de otra naturaleza ideológica"

- Argumenta que es tan necesario asegurar la libertad de culto como "garantizar en condiciones de igualdad" la prestación de servicios para quienes no son creyentes

El PSOE defenderá en el Pleno la próxima semana una iniciativa para instar al Gobierno local a "promover la laicidad" como "seña de identidad que es consustancial a la soberanía del poder civil, la libertad individual y la democracia". En el terreno de lo concreto los de Manuel Hernández reclamarán, por ejemplo, que "todas las entidades religiosas o de otra naturaleza ideológica no tendrán exenciones de impuestos municipales, incluido el de Bienes Inmuebles (IBI), que se deriven de su actividad, ya sea de carácter religioso o mercantil" y que se incorporen "escalonadamente" referencias, actos y conmemoraciones de carácter civil al calendario oficial de la Ciudad.

El calendario laboral de este año, por ejemplo, contempla como festivos Año Nuevo, la Epifanía del Señor, Jueves y Viernes Santo, San Antonio, Nuestra Señora de África, la Asunción de la Virgen, el Día de Ceuta, la Pascua musulmana del Sacrificio, la Fiesta Nacional de España, Todos los Santos, el Día de la Constitución, la Inmaculada Concepción y Navidad.

Además, aboga por "crear un Observatorio Municipal de Laicidad, abierto a la participación de los grupos políticos de la Asamblea, asociaciones y entidades ciudadanas con el objetivo de promover campañas informativas en la ciudad dirigidas a toda la ciudadanía, sobre el significado de la Laicidad, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Tolerancia, la libertad de pensamiento y de conciencia y, por tanto, la libertad religiosa, sobre el principio constitucional que dice que 'Ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

A juicio de los socialistas, "reivindicaciones históricas como la libertad de conciencia y de cultos, la secularización de los cementerios, el matrimonio civil y el divorcio, la libertad de investigación, la educación laica y la no imposición de la religión católica en la enseñanza o la coeducación son arduas conquistas de la lucha histórica por la laicidad que hemos protagonizado y que hoy son patrimonio compartido por la inmensa mayoría de la ciudadanía”.

“En la última década, la igualdad de género, la regulación del aborto, el matrimonio de personas del mismo sexo, la investigación bioética y la educación para la ciudadanía, han topado con fuertes resistencias ante las que hemos reafirmado la libertad de conciencia de la ciudadanía y la soberanía del poder civil frente a imposiciones religiosas”, recuerda la propuesta del PSOE.

Para los de Manuel Hernández, “cada persona es titular del derecho de libertad ideológica y religiosa pero el ejercicio de la libertad de conciencia y religiosa tiene una trascendencia pública insoslayable que exige una política, con opciones y propuestas consecuentes, proporcionando garantías y regulando su ejercicio”.

En este sentido, consideran que “el Estado no puede discriminar a sus ciudadanos por motivos religiosos; su ayuda y cooperación con las confesiones debe hacerse de tal modo que salvaguarde la libertad y la igualdad de todos los grupos religiosos y de los no creyentes" y que hay que "garantizar en condiciones de igualdad el ejercicio de la libertad de conciencia, religiosa y de culto”.

“La apertura de lugares de culto, la gestión de los cementerios, las condiciones de la asistencia religiosa en hospitales y residencias o las previsiones urbanísticas deben adecuarse a una ciudadanía diversa y plural, incluyendo en estos mismos espacios a los ciudadanos que no son creyentes”, concluyen.