El PSOE quiere que Salcedo se encargue de atender las solicitudes de información de la oposición


El PSOE quiere que Salcedo se encargue de atender las solicitudes de información de la oposición

- Los socialistas reclaman "la dotación de equipamiento en las ubicaciones de los grupos parlamentarios de la oposición"

- Hernández cree que con los Planes de Empleo "el problema reside en la elaboración de las memorias, por lo que se deberán desarrollar con unos programas que se correspondan con la realidad"

El portavoz del PSOE en la Asamblea, Manuel Hernández Peinado, ha pedido este lunes en la primera Junta de Portavoces de la nueva legislatura "la dotación de equipamiento en las ubicaciones de los grupos parlamentarios de la oposición" y que se designe, por parte del Gobierno, a una persona de referencia "para resolver posibles contingencias relacionadas con la solicitud de informaciones, así como que se establezca un procedimiento que regule los cauces para establecer un plazo máximo de entrega de documentación".

Según Hernández, esa figura será la Vicepresidenta Primera de la Mesa Rectora de la Asamblea, Rocío Salcedo. Asimismo, desde la Ciudad se ha comunicado la intención de crear un fondo documental de las distintas áreas y servicios, con el propósito de ser más eficaz en su cumplimiento.

Sobre el caso de las viviendas de Loma Colmenar "se trata de empezar de cero, por parte de la Ciudad, de todo este proceso de adjudicación", ha explicado el portavoz del GPS, Manuel Hernández.

También se ha tratado el tema de los Planes de Empleo de la Ciudad. Según el socialista, los actuales tendrán "una escasa modificación, ya que prácticamente se centrarán en lo acordado en la memoria económica y según los criterios de selección y baremación aplicados".

Para los próximos Planes de Empleo ya se deberá tener en cuenta lo aportado por los grupos de la oposición, con los que se consensuarán los criterios de selección y baremacion. Desde el GPS entienden que "el problema reside en la elaboración de las memorias, por lo que se deberán desarrollar con unos programas que se correspondan con la realidad, casando la demanda con la oferta de trabajo". Por otra parte, los socialistas tampoco están de acuerdo con que "una vez que salen los beneficiarios, no existe un control posterior sobre dicho personal", de manera que "hay mucho que discutir al respecto", asevera Hernández.