CASO SIERRA

El PSOE se ratifica en su denuncia a Vivas por un presunto delito de prevaricación y malversación

El PSOE se ratifica en su denuncia a Vivas por un presunto delito de prevaricación y malversación
Manuel Hernández muestra la denuncia el pasado 1 de abril
Manuel Hernández muestra la denuncia el pasado 1 de abril  

Tres días antes de votar en blanco para facilitar la investidura de Juan Vivas, el secretario general del PSOE de Ceuta, Manuel Hernández, se reafirmaba en un movimiento que va en dirección contraria al ratificar ante la Fiscalía la denuncia contra el presidente de la Ciudad y dos de sus hasta ahora consejeros, Fernando Ramos y Néstor García, por una serie de hechos que pudieran ser constitutivos de prevaricación y malversación de caudales públicos y que tienen como nexo de unión la contratación irregular –a juicio de los socialistas- de Pedro Sierra.

En su escrito de ratificación de la denuncia, el PSOE ha encontrado nuevos indicios y aspectos oscuros en la relación laboral de Sierra con la Ciudad, una relación que los socialistas ven más como una larga retahíla de “enchufes”. Además de lo ya señalado en la primera denuncia, que adelantó Ceuta al Día el pasado 1 de abril, el PSOE apunta ahora también a su incorporación a la extinta GIUCE sin ser funcionario y su posterior reincorporación a Acemsa, pese a que ya había cobrado el finiquito, lo que podría incluir, explican fuentes del PSPOE, en un delito de malversación de fondos públicos.

El origen de la denuncia

A diez días del inicio de la campaña de las elecciones generales, el PSOE de Ceuta se presentó en los Juzgados para poner en conocimiento de la Fiscalía una serie de hechos que pudieran ser constitutivos de prevaricación y malversación de caudales públicos de los que responsabilizaban directamente al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y a sus consejeros de Medio Ambiente y Fomento, Fernando Ramos y Néstor García respectivamente. Amén de Juan Manuel Martín Portes, gerente de Acemsa, José María Caminero, como interventor de la junta general de la empresa municipal, María Dolores Pastilla, como secretaria general. Todos ellos, apuntaba la denuncia socialista, estaban implicados de una manera u otra en una serie de contrataciones presuntamente a dedo y sin someterse a los requisitos legales y con un único beneficiario: Pedro Sierra.

Antonio Ramírez, de UGT, muestra el sobre en el que han escrito el nombre del agraciadoEl nombre de Pedro Sierra, un alto cargo de la Ciudad y ahora funcionario, pasaba de ser un completo desconocido a saltar a los titulares en los últimos meses después de que UGT denunciara el pasado mes de noviembre la creación de una plaza “innecesaria” de ingeniero de caminos, Canales y Puentes y vaticinando el nombre del “enchufado”. Vaticinio que se cumplió punto por punto el pasado 7 de mayo.

El delegado sindical de UGT en la Ciudad, Antonio Ramírez, mantuvo durante meses su cruzada para impedir el “enchufe” pidiendo “a los partidos políticos a que se involucraran para parar este proceso de contratación “escandaloso, indecente e inmoral”. Llamamiento al que contestó finalmente el PSOE poniendo los hechos en manos de la Fiscalía.

Tufo electoral

Una denuncia que llegaba en vísperas de la campaña electoral de las Elecciones Generales y en la que Vivas percibía solo “cierto tufo electoral”. “Están hablando de cosas de hace diez años en las que yo no tomé ninguna decisión susceptible de ser calificada de ilícito penal", rebatía Juan Vivas en una visita a la barriada de la Estación de Ferrocarril el mismo día en que se conocía la denuncia.

Pero las campañas electorales acabaron y pese al acuerdo tácito entre PP y PSOE para mantener a Vivas en el sillón del despacho presidencial, los socialistas se han ratificado en su denuncia. Falta por ver el impacto de esta decisión en las relaciones entre el presidente de la Ciudad y el líder de la oposición, apoyo necesario del Gobierno tras vetar a VOX, unidos por un pacto de estabilidad y por la convivencia y separados por una denuncia.

Aunque, de momento, a la espera de la respuesta de la Fiscalía, es solo eso, una denuncia.vivas hernández