MANUEL HERNÁNDEZ

El PSOE rechaza los Presupuestos del PP y Vox porque "dejan atrás" a los más desfavorecidos

El PSOE rechaza los Presupuestos del PP y Vox porque "dejan atrás" a los más desfavorecidos
Hernández, este martes, en el Pleno.
Hernández, este martes, en el Pleno.  
“No va a contribuir a resolver los problemas, sino a que la situación de Ceuta se siga deteriorando”, advierte sobre las cuentas públicas que prosperarán con el respaldo del PP y Vox Manuel Hernández, que ha elogiado a los dos diputados disidentes de Vox que han adquirido la condición de no adscritos.

El secretario general del PSOE, Manuel Hernández, ha dedicado la primera parte de su intervención en el debate sobre la aprobación definitiva del Presupuesto de la Ciudad para 2020 a elogiar a María del Carmen Vázquez y José María Rodríguez por abandonar Vox para pasar a la condición de diputados no adscritos a la Asamblea y por desmarcarse de la “islamofobia” que, desde su punto de vista, revelan los comentarios divulgados de Juan Sergio Redondo y otros miembros de la cúpula local de ese partido en grupos de Whatsapp en los que arremetían contra “los moros”, anunciaban la III Guerra Mundial contra el Islam y repudiaban la “mierda de Ceuta de las Cuatro Culturas”.

Una vez conocidas esas afirmaciones, para Hernández quienes los firman no deberían continuar en la Asamblea y el PP, no apoyarse en ellos para gobernar o forjar mayorías.

En materia presupuestaria, el secretario general socialista ha cargado contra unas cuentas que a sus ojos no son más que “una quimera”, “una fábula” y “un desvarío”, una “copia engendrada por un Ejecutivo sin ideas que gobierna de espaldas a los demás”. “No va a contribuir a resolver los problemas, sino a que la situación de Ceuta se siga deteriorando”, ha advertido en relación con un documento con el que, opinan en Daoiz, el Gobierno local solo pretende “encubrir su pésima gestión y su despilfarro continuado”.

Hernández ha reprochado al PP que en lugar de reforzar las partidas de Política Social o las “inversiones productivas” pretenda embarcarse en proyectos como la instalación de una pasarela peatonal por los acantilados del Hacho. "Fomentan el amiguismo y el clientelismo", ha llegado a denunciar. 

“Este Presupuesto es un engaño más”, ha resumido el líder de la oposición, que considera que mientras no haya nuevo PGOU “pierde todo sentido hablar de inversiones”. “La ausencia de RPT supone un despilfarro del factor humano de la Ciudad”, ha añadido Hernández, que ha puesto el nombramiento de Alberto Solano en la Gerencia de Obimasa o la “recolocación” de los ex viceconsejeros como paradigma de la pérdida del norte que imputa a los de Vivas.

“Se salta la Ley a su antojo y luego dice que el Estado nos ahoga”, ha afeado al presidente, a cuyo Gobierno ve “incapaz de hacer un buen análisis de coyuntura”. “Esta ciudad necesita un impulso productivo y usted sigue con su canción fallida, con la marcha corta: no existe cohesión social ni territorial y están perdiendo una gran oportunidad de atender las reivindicaciones de los ceutíes”, ha criticado.

El socialista también ha defendido sus enmiendas, desechadas íntegramente por la alianza del PP y Vox, para transferir competencias de gestión clave del Consejo de Gobierno al Pleno o para recuperar las subvenciones a la asociación 'Enfermos Sin Fronteras' y a 'Mujeres Progresistas' retiradas a petición de los de Redondo. También ha naufragado el PSOE en su voluntad de mejorar la dotación del IMIS. “No podemos aprobar este documento porque no responde a las demandas de los ceutíes y pedimos a la ciudadanía que reflexione a la hora de apoyar a un partido que se niega a respaldar sus reivindicaciones”, ha completado.

Según Hernández, las cuentas públicas presentadas "dejan a la gente atrás" y "no atienden las necesidades de la población". "Son insolidarias e injustas y mantienen las políticas conservadoras que han debilitado a la clase media trabajadora aumentando la pobreza y la exclusión social", ha concluido el socialista, que ha basado su no "por falta de información fidedigna, por falta de participación y porque no se adaptan a las necesidades de la población".