MEMORIA HISTÓRICA

El PSOE volverá a plantear en el Pleno la necesidad de eliminar los vestigios del Franquismo en Ceuta

El PSOE volverá a plantear en el Pleno la necesidad de eliminar los vestigios del Franquismo en Ceuta
Los socialistas quieren eliminar, por ejemplo, las placas del Ministerio de la Vivienda de la dictadura.
Los socialistas quieren eliminar, por ejemplo, las placas del Ministerio de la Vivienda de la dictadura.  

Cuatro años después de que el Gobierno de la Ciudad enterrase en la cuneta de San Amaro los signos de exaltación franquista del Llano Amarillo, el PSOE volverá a reclamar este mes al Pleno que aplique del todo la Ley de Memoria Histórica para "acabar con los vestigios de la dictadura franquista que aún persisten en el espacio público de nuestra ciudad".

Los socialistas entienden que "doce años después de la entrada en vigor de la ley se han producido avances, pero que la inacción de los gobiernos de derechas ha provocado que todavía persista un elevado número de resquicios del Franquismo".

“Es imprescindible avanzar en el cumplimiento de la ley y hacer realidad que el espacio público de una sociedad democrática no albergue símbolos, ni reconocimientos públicos a un régimen dictatorial, ni a unas personas que reprimieron las libertades durante cuatro décadas”, ha manifestado el portavoz del PSOE, Manuel Hernández, en un comunicado a los medios remitido este sábado desde Daoiz.

El PSOE solicitará constituir una Comisión Técnico-Política para la elaboración de un catálogo de vestigios del franquismo en Ceuta que deberá contemplar un listado de los nombres de las calles a cambiar, de las direcciones que alberguen placas del Ministerio de la Vivienda (Cruces de los Caídos), y detalle los miembros del bando golpista a los que la Ciudad le haya otorgado honores y distinciones.

Una vez elaborado dicho catálogo se llevará a Pleno para su aprobación y el posterior cambio del nombre de las calles, la revocación de honores y distinciones, y la eliminación o resignificación de los monumentos franquistas.