RAMÓN RODRÍGUEZ, CANDIDATO DE PODEMOS:

“El diálogo entre las fuerzas progresistas es necesario porque el cambio es ya una necesidad para Ceuta”

“El diálogo entre las fuerzas progresistas es necesario porque el cambio es ya una necesidad para Ceuta”
Ramón Rodríguez Casaubón, candidato de Podemos
Ramón Rodríguez Casaubón, candidato de Podemos  

Ramón Rodríguez Casaubón, será el primer candidato de Unidas Podemos en Ceuta en unas elecciones municipales en Ceuta. Un reto mayúsculo en una ciudad de ADN conservador, más para un recién llegado a la política, algo que entiende como un valor en sí mismo. Apuesta por el diálogo porque "el cambio es ya una necesidad para Ceuta".

Nacido en Melilla en 1971, Ramón Rodríguez Casaubón apenas pasó el primer año de su vida en la ciudad autónoma. Hijo de militar, recuerda su infancia “de traslado en traslado, a veces más de uno en el mismo año”. Pero siempre tuvo claro que, para tristeza de su padre, “no sería militar en la vida”.

"Cada vez que cambiaba de colegio me llevaba todos los palos, todas las bromas insidiosas”

La trashumancia de la familia de un militar condenó a Ramón a ser siempre el nuevo. “Tengo una infancia en la que no se hablaba de mobing de bullyng o acoso escolar, pero cada vez que cambiaba de colegio me llevaba todos los palos, todas las bromas insidiosas”, recuerda entre risas amargas. Tras un largo periplo de destinos, la familia Rodríguez Casaubón recaló en Ceuta. Ramón tenía ya ocho años. Pasaría toda su adolescencia en la ciudad autónoma, que abandonó para ir a la Universidad, aunque su padre hubiese preferido que fuera la Academia Militar. Años después, ya treintañero, Ramón Rodríguez Casaubón regresó a Ceuta con dos títulos universitarios bajo el brazo, ingeniería técnica industrial en la especialidad de cálculo de estructuras y antropología social  y cultural. Hoy es profesor de FP de Instalación y Mantenimiento de Equipos Térmicos y de Fluidos, en la familia profesional de Instalación y Mantenimiento.

"Podemos Ceuta bebía de otras fuentes, con puntos comunes, evidentemente, pero cuando participaba en círculos de Podemos Madrid o Málaga, las propuestas que veía allí no eran las que se hacían en Ceuta"

Su formación le confiere la dualidad de ver la ciudad que aspira a presidir con mirada de ingeniero o de antropólogo. “Por desgracia son dos miradas de tristeza, de preocupación. Ceuta tiene unos recursos que, desde mi punto de vista han sido infrautilizados o, peor aún, mal utilizados. Vine de hace quince años de Málaga y si ves cómo ha cambiado en estos quince años y lo comparas con Ceuta parece que esta ciudad ha involucionado y el ejemplo vale para otras muchas ciudades en comparación con Ceuta. La gestión de los recursos ha sido pésima”.

"Si la gestión del PP hubiese sido buena, no aparecerían partidos que hablan de segregación, partidos que hablan de diferencias".

“Si veo Ceuta como un antropólogo, que analiza las relaciones en una sociedad, también resulta triste. Si la gestión del PP hubiese sido buena, no aparecerían partidos que hablan de segregación, partidos que hablan de diferencias. En una ciudad europea esos discursos tendrían que estar superados, deberían ser algo muy residual. Pero la desidia o la intencionalidad del PP en estos años nos han llevado a esta situación”

“Ceuta es una ciudad profundamente multicultural que estaba dando pasos hacia la interculturalidad… Pero esto puede sufrir un vuelco terrible si llegan proyectos que lo que van a hacer es buscar la polarización de la sociedad. Lo que puede salir de ahí es un auténtico monstruo. Yo no jugaría con eso”.

Ramón Rodríguez Casaubón-2Rodríguez Casaubón llega a un círculo de Podemos Ceuta, que se presenta a sus primeras municipales aún convaleciente tras la salida del que fuera uno de sus impulsores en la ciudad y su cara más visible, Julio Basurco y con el fantasma aún presente de la ruptura hace ya dos años con el que fuera su socio político, Caballas, por la imputación de su líder, Mohamed Alí, en el Caso Emvicesa.

Aquella fusión tuvo parte de la culpa del distanciamiento de Ramón Rodríguez Casaubón del círculo de Podemos Ceuta. “No comparto exactamente la política que hace Podemos Ceuta en aquel primer año o año y medio. Podemos Ceuta bebía de otras fuentes, con puntos comunes, evidentemente, pero cuando participaba en círculos de Podemos Madrid o Málaga, las propuestas que veía allí no eran las que se hacían en Ceuta, en mi opinión”. Una crítica a la que insiste en restar importancia: “Digamos que soy crítico, pero en cierto modo todos los que somos de izquierdas lo somos, pero deberíamos hacer que esa crítica sea constructiva”.

Pero, pese a todo volvió a Podemos por la insistencia de la secretaria de organización, Lola Fernández. “Y me encontré un grupo humano increíble, con mucha capacidad, con la ilusión de que Podemos, por primera vez, se va a presentar a una municipales. Me contagiaron esa ilusión, avivaron en mi la llama del inconformismo”.

“Tenemos el respaldo de cinco millones de votos, nuestras propuestas tienen eco en Madrid y en Europa. Otras fuerzas progresistas quizás no tengan esa proyección”,

La concurrencia de Podemos a las municipales añade mas siglas más al abanico progresista, que junto con el PSOE cuenta ya con formaciones localistas de izquierdas. Partidos, como son Caballas y MDyC, con los que  admite, tienen “muchos puntos en común” pero también muchas diferencias: “Tenemos el respaldo de cinco millones de votos, nuestras propuestas tienen eco en Madrid y en Europa. Otras fuerzas progresistas quizás no tengan esa proyección”, compara, añadiendo otras diferencias como “la transparencia, la forma en la que económicamente nos sostenemos o en nuestra estructura”.

“Pero sobre todo Podemos Ceuta se diferencia del resto por una cosa muy sencilla: mira cuánto llevan en el panorama político ceutí la mayoría de los líderes. Nosotros somos nuevos, tenemos la inocencia y la valentía de quien sabe que sus ideas pueden calar en esta ciudad y vamos a intentarlo”.

“Podemos es un partido totalmente abierto a cualquier fuerza progresista que quiera acercarse a nosotros, la vamos a escuchar, la vamos a escuchar activamente y la vamos a intentar integrar. Es más, creo que cualquier fuerza progresista debería hablar con  nosotros”.

La confluencia imposible

Antes de su llegada, reconoce Rodríguez Casaubón, desde Podemos Ceuta se ha tanteado al resto de formaciones progresistas, en especial a Caballas y MDyC, para intentar formar una marea en Ceuta, una “confluencia” electoral con formaciones con las que comparten “puntos en común”. “Conversaciones que no fructificaron”, lamenta, sin querer cerrar puertas a la espera del paisaje que quede tras las urnas. “Podemos es un partido totalmente abierto a cualquier fuerza progresista que quiera acercarse a nosotros, la vamos a escuchar, la vamos a escuchar activamente y la vamos a intentar integrar. Es más, creo que cualquier fuerza progresista debería hablar con  nosotros”.

Pero “cada cosa a su tiempo”, precisa. “Nos hubiese gustado concurrir en confluencia porque creemos que la unidad fortalecería el mensaje progresista y la posibilidad de cambio, pero por supuesto, después de las elecciones estamos abiertos a hablar con todas formaciones que quieran acabar con este conservadurismo, casi involucionismo que ha gobernado Ceuta estos veinte años”.

Con el PSOE tenemos el firme propósito de hablar, no se hacia dónde nos dirigirán esas conversaciones. No olvidemos que si Gobierna el PSOE es gracias a Podemos

El candidato de Podemos lamenta también que no haya habido un acercamiento con los socialistas para trasladar a Ceuta el acuerdo entre el PSOE de Pedro Sánchez y los de Pablo Iglesias. “Con el PSOE tenemos el firme propósito de hablar, no se hacia dónde nos dirigirán esas conversaciones. No olvidemos que si Gobierna el PSOE es gracias a Podemos, si España tiene los Presupuestos Generales del Estado más progresistas de la historia de democracia es gracias a Podemos, el Salario Mínimo Interprofesional, la revisión del IVA a los productos de máxima necesidad, la equiparación de las pensiones al IPC… Sin el empuje de Podemos no habrían salido adelante”.

Dice ser consciente de que el escenario político tras las elecciones puede ser complejo y muy diversificado en el que las posibilidades de gobernar serán alambicadas, por eso insiste en que “es necesario el diálogo entre las fuerzas progresistas porque el cambio es ya una necesidad para Ceuta”.

 “Durante veinte años se ha demostrado lo que pueden hacer por Ceuta, peatonalizar unas cuantas calles y poco más. Eso y dejarnos a la cola en educación, sanidad, desarrollo socioeconómico... Esta ya más que demostrado que no funciona, que poco pueden hacer por Ceuta. Podemos es un mensaje nuevo para Ceuta, con gente nueva que viene a ayudar, no a agarrarse a una silla”, reivindica.

"Durante veinte años se ha demostrado lo que pueden hacer por Ceuta, peatonalizar unas cuantas calles y poco más."

Aunque aún deben perfilar el programa electoral, el candidato de Podemos tiene claro que Ceuta debe ser una ciudad “sostenible, en lo medioambiental y también en lo económico y social”. Ceuta debe ser una ciudad intercultural, una ciudad equitativa social, económica y culturalmente e imbricado en todo ello, una ciudad sostenible. Administrativamente es muy mejorable la gestión, económicamente es infinitamente mejorable y en cuestiones de medo ambiente habría que inventar un adjetivo mayor que infinito y desde el punto de vista de la cohesión social ya ni te cuento”.

El candidato recién llegado, un papel en el que siente cómodo desde la infancia, insiste en que Podemos “somos total y absolutamente nuevos en Ceuta y para Ceuta”, no son políticos sino “ciudadanos que hacen política”. “No venimos solo a mejorar las cosas, venimos a cambiarlas”.