SANTIAGO AGRELO, ARZOBISPO DE TÁNGER

“Le quitan el pan a los hijos de Dios para arreglarle el garaje y piensan que Dios se lo va a agradecer”

“Le quitan el pan a los hijos de Dios para arreglarle el garaje y piensan que Dios se lo va a agradecer”
Santiago Agrelo Martínez, arzobispo de Tánger
Santiago Agrelo Martínez, arzobispo de Tánger  

El arzobispo de Tánger insiste en sus críticas al Gobierno de Ceuta por los recortes en ayudas sociales mientras destina dinero para restaurar una capilla: “Tengo la certeza de que si la decisión es del obispado de Cádiz y Ceuta no permitirá que un solo euro de los robados a los pobres sirva para poner un solo ladrillo en esa iglesia”.

Casi en el mismo instante que el Gobierno de Ceuta rebatía al arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo, éste, en sus redes sociales puntualizaba e insistía en sus críticas. “Ustedes dicen que le quitan el pan a los hijos de Dios y que van a emplear el dinero en arreglarle el garaje y piensan que Dios se lo va a agradecer. ¡Qué poco lo conocen!”, ironiza, subrayando que no ha sido él “quien ha mezclado emigrantes, menores, entiéndase niños, y restauración de iglesias: han sido ellos, los políticos”.

“Parece que digo cosas que no debo decir y que me meto donde no debo entrar. Pues volveré a escribir lo que alguno parece que no ha leído: «No sé de quién es responsabilidad esa iglesia del Carmen que los políticos ceutíes pretenden restaurar con el dinero quitado a los pobres, pero tengo la certeza de que si es del Obispado de Cádiz y Ceuta, no permitirá que un solo euro de lo robado a los pobres sirva para poner un solo ladrillo en esa iglesia»”.