PSOE

Sánchez nombra delegada del Gobierno en Ceuta a Salvadora Mateos, la madre de su jefa de comunicación

Sánchez nombra delegada del Gobierno en Ceuta a Salvadora Mateos, la madre de su jefa de comunicación
Salvadora Mateos junto a Juan Vivas./archivo
Salvadora Mateos junto a Juan Vivas./archivo  

Salvadora del Carmen Mateos Esdudillo será –previsiblemente desde que este viernes por la mañana la refrende el Consejo de Ministras y Ministros- nueva delegada del Gobierno de España en Ceuta, sucediendo a Nicolás Fernández Cucurull, quien ya tiene realizada su mudanza de la sede gubernativa en Beatriz de Silva. Así lo ha anunciado de modo oficial este viernes por la mañana el secretario general de los socialistas ceutíes, Manuel Hernández, en rueda de prensa en la sede del partido.

La decisión “viene de las más altas esferas” gubernativas y de la calle Ferraz, donde se encuentra la sede confederal del PSOE. En una alusión constante a Gobierno de la Nación y al gobierno del partido que ha realizado Hernández. “es una gran socialista, una importante militante de nuestra federación, con una dilatada carrera profesional y política. Ha sido una persona que ha tenido responsabilidades de Gobierno en la propia Ciudad Autónoma, como saben fue consejera de Bienestar Social en la década de los 90, pero también ha formado parte de la propia estructura de la Delegación del Gobierno porque fue la responsable titular de la Oficina de Extranjería y por tanto desde el PSOE de Ceuta creemos que es un gran acierto esta decisión que ha adoptado el Gobierno socialista de Pedro Sánchez”, ha resumido Hernández las virtudes de la que tendrá el mando en la plaza de la Administración General del Estado, la que ejerce las competencias con problemas de mayor calado en Ceuta: extranjería, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Frontera, Sanidad, Educación, Costas, etc.

En aquella etapa al frente de Extranjería, ‘Ory’, como coloquialmente se le conoce en el partido, en los tiempos de Jerónimo Nieto y Zapatero desatascó una oficina que acumulaba expedientes de migrantes encima de la mesa sin resolver en sus peticiones.

Hernández ha anunciado que “trabajará codo con codo” con Salvadora Mateos para resolver esos “importantes problemas” que tiene Ceuta y que dependen en sus soluciones del Gobierno de la Nación. Aunque no ha podido afirmar que Salvadora fuera la única opción de los socialistas para ocupar la Delegación del Gobierno. Sonaba él mismo, como ha sucedido en otras federaciones que han visto nombrado para la Delegación del Gobierno al líder regional del partido.

Maritcha Ruiz Mateos

Salvadora Mateos es además la madre de Maritcha Ruiz Mateos, la directora de Comunicación (DirCom, como se da en llamar en la terminología moderna de empresa) del PSOE confederal, mano derecha del hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y una de tantas personas que ejercen poder ahora en el partido y o el Gobierno que fue fiel a Sánchez en su particular Hégira dentro del partido. Ambos, Maritcha y Pedro Sánchez se conocen desde que comenzaron a militar en Juventudes Socialistas, hace varios lustros.

A la DirCom del PSOE se le han dedicado no pocos reportajes en las últimas semanas, al atribuirle a ella la exitosa estrategia de comunicación por la que se fueron filtrando a cuenta gotas las nuevas ministras y ministros del Gobierno y que mantuvo la atención durante varios días al tiempo que iba rebatiendo con los meros nombres de los titulares algunas de las críticas vertidas desde el PP y Ciudadanos hacia Sánchez y su llegada al poder.

La hija de la hoy delegada del Gobierno es de las que no ha dado el salto al Gobierno, se quedará dirigiendo la comunicación de los socialistas en Ferraz, “un trasatlántico”, como ella misma ha dicho, en una importante época en la que se abre de nuevo una carrera electoral por el poder en todo el país.

La ascendencia de Ruiz Mateos sobre Pedro Sánchez explica no pocas cosas de las que han pasado en la propia federación socialista en los últimos tiempos, dado que el hoy secretario general del partido, Manuel Hernández, fue uno de los pocos militantes en Ceuta que apoyó sin fisuras desde el primer momento a Pedro Sánchez, ya en las primarias que le ganó a Eduardo Madina, entonces con el apoyo de Susana Díaz y la poderosa federación socialista de Andalucía. Y Hernández se mantuvo fiel a Sánchez, también cuando dimitió de su escaño en el Congreso y anunció que competiría por volver a la Secretaría General del partido. Si bien, algunas voces internas apuntan, no sin cierto interés, que las relaciones entre Ceuta y Sánchez ya no son tan fluidas como cuando Salvadora Mateos, precisamente, hacía valer su influencia en Madrid para la federación socialista de Ceuta.

Mateos, hoy delegada del Gobierno, fue una de aquellos 12 militantes a los que no se permitió votar en la refundación del PSOE post Toñi Palomo, bajo la tutela de Salvadora de la Encima y que encumbró a José Antonio Carracao a la secretaría general de los socialistas ceutíes. Ella estaba desahuciada en el partido junto con otros ilustres como Antonio Gil, Basilio Fernández, Javier Martínez, Gonzalo Sanz o Manuel Calleja.