DESDE ESTE VIERNES

Todos los coches que se dirijan a Marruecos deberán pasar antes por la parcela de embolsamiento

Todos los coches que se dirijan a Marruecos deberán pasar antes por la parcela de embolsamiento
Zona de embolsamiento de vehículos de porteo en Loma Colmenar
Zona de embolsamiento de vehículos de porteo en Loma Colmenar  

El jefe de Gabinete de la Delegación del Gobierno, Juan Hernández, ha avanzado este martes que a partir del viernes "todos" los vehículos que se dirijan hacia Marruecos, ya sean coches de porteadores, de turistas marroquíes o de ciudadanos ceutíes, deberán pasar antes por la explanada de embolsamiento de Loma Colmenar con el objetivo de mantener siempre libre la N-352 para residentes, servicios de emergencias, transporte público, etcétera.

La medida será operativa tanto de lunes a jueves, cuando hay porteo hacia el país vecino, suspendido este martes por ser festivo en Marruecos, como durante los fines de semana. Hernández ha destacado que la Ciudad ya ha ampliado el personal que será necesario para gestionar la explanada durante todos los días de la semana.

Una vez en la explanada de embolsamiento, los vehículos podrán ir saliendo hacia el Tarajal y, finalmente, hacia el país vecino, "a demanda" de las Fuerzas de Seguridad, que irán pidiendo vehículos en función de la capacidad de absorción que en cada momento demuestren los dos lados del paso.

Hernández ha indicado que la Delegación quiere mantener a la ciudadanía informada, a través de los medios y con paneles de señalización viaria, de forma "permanente" del tiempo que en cada momento se esté tardando desde que se entre en la explnada de Loma Colmenar hasta que se salga hacia la frontera.

El objetivo del equipo de Salvadora Mateos sigue siendo acabar "para siempre" con los colapsos de la N-352 y, por extensión, de los accesos al Príncipe, al Hospital y a parte del resto de la periferia. Ahora trabaja en un nuevo frente de batalla prioritario: erradicar el porteo peatonal de mercancías a través de la frontera ordinaria del Tarajal y la imagen "tercermundista" que proyecta, algo que se está dispuesto a hacer "aunque traiga algún disgusto".