SENTENCIA

UGT pide el cese “inmediato” de los viceconsejeros tras darle el Supremo la razón, han de ser electos

UGT pide el cese “inmediato” de los viceconsejeros tras darle el Supremo la razón, han de ser electos
Ramón Lladó, abogado de UGT, muestra la setencia del Supremo, junto a Ramírez, tras comparecer ante los medios este jueves.
Ramón Lladó, abogado de UGT, muestra la setencia del Supremo, junto a Ramírez, tras comparecer ante los medios este jueves.  
El Supremo ha dictamanido sobre el lagro proceso judicial por el nombramiento de Adelaida Álvarez, primero como directora general de Empleo, cuyo nombramiento anuló el Contencioso Local y luego acto seguido como Viceconsejera de Empleo. El Alto Tribunal da la razón al sindicato sobre este caso concreto, pero su pronunciamiento siembra jurisprudencia y establece que para ser viceconsejero hay que ser electo

El Tribunal Supremo, con dos votos particulares en contra, ha dado la razón al sindicato UGT en el pleito abierto desde hace años con el Gobierno de la Ciudad por el nombramiento de los vice consejeros no electos. En concreto falla sobre el recurso presentado por el propio Ejecutivo contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por el caso de Adelaida Álvarez. El alto tribunal considera que UGT sí puede recurrir (en contra del criterio del Gobierno) y entra en el fondo de la cuestión, determinando que el Gobierno de Ceuta debe ceñirse al carácter general que regula la organización de los Ayuntamientos y su Estatuto de Autonomía y su condición de Ciudad Autónoma no son suficientes para sortear esos límites.

Tras la sentencia (puede leerla íntegra pinchando en este enlace), el letrao de UGT, Ramón Lladó y el secretario general de la sección sindical de UGT en la Ciudad Autónoma de Ceuta, Antonio Ramírez, han comparecido ante los medios este jueves para exigir al Gobierno que acate la resolución del Supremo que creen “irrecurrible” y “cese con carácter inmediato. Hoy mejor que mañana” a los actuales 7 viceconsejeros no electos que mantiene el Gobierno de Juan Vivas, según ha explicado el letrado de UGT, Ramón Lladó.

“El Tribunal Supremo dice textualmente que para formar parte del Gobierno de Ceuta y Melilla hay que ser electo, llámese diputado o concejal o como se quiera, a nosotros eso nos da igual”, ha explicado por su parte Ramírez.

Ambos, tanto Lladó como Ramírez han incidido en los miles de euros gastados durante estos años en cargos no electos, que ahora el Supremo entiende que no tienen naturaleza legal y que suponen una merma en el capítulo I del Presupuesto de la Ciudad, el de personal, y que no son destinados por tanto a cubrir las necesidades del servicio. Ramírez ha repasado que faltan 300 trabajadores municipales que se han perdido en los últimos años, que en el borrador de presupuestos para el próximo año no se han incluido plazas nuevas en ningún ámbito y que más allá de las carencias que se ven en Estadística o el Registro las plantillas están cortas en todos los servicios municipales, una falta que redunda en un peor servicio a la ciudadanía.

Además, el sindicato ha dejado entrever que con tiempo reflexionará sobre otras posibles implicaciones de la sentencia. “Dice muy claramente que el nombramiento se hizo en fraude de ley y todos sabemos lo que eso significa”, ha respondido Lladó al ser preguntado por una posible prevaricación en los nombramientos. Pero incluso más allá, el sindicato ha anunciado que reflexionará con calma sobre la posible nulidad de determinadas decisiones que pudieran haber adoptado viceconsejeros que nunca debieron serlo. Y sí han dejado claro que la sentencia pone en evidencia que “hay miles de euros malversados”.

“Esta sentencia creemos que pone ya definitivamente fin al cuento de Juan Vivas en esta ciudad, nadie salvo él, que sigue soñando que esto es una Comunidad Autónoma,  se lo cree”, ha sentenciado Lladó.

El sindicato mantiene un frente contencioso judicial por el nombramiento de esos nuevos 7 viceconsejeros y de los directores generales no electos ni de plantilla y espera que en base a esta sentencia, el Ejecutivo actúe en consecuencia, acate y fuerce al sindicato a dejar caer esas iniciativas judiciales por carecer de sentido, de lo contrario seguirán hacia delante.

Y es que ese es precisamente el fondo de la cuestión que dio pie en su día al recurso contra los viceconsejeros y directores generales, que el sindicato considera desmesurado el número de cargos públicos que rodean a Vivas y su Gobierno para gestionar una ciudad, municipio o autonomía, de menos de 90.000 habitantes.

La setencia además ha tenido una importante repercusión en el Gobierno de Melilla que estaría en la misma situación que el de Ceuta. Allí Coalición por Melilla y el PSOE lograron desbancar al popular, Juan José Imbroda para hacer presidente al único diputado de Ciudadanos, que se ha apoyado en compañeros del partido, obviamente no electos, para configurar su gabinete, cargos que la sentencia pone en entredicho que puedan seguir ostentando su condición de miembros del Gobierno.