DISPUESTO A IRSE

Vivas defiende que no ha incrementado sus cargos políticos ante las críticas de VOX y Caballas

Vivas defiende que no ha incrementado sus cargos políticos ante las críticas de VOX y Caballas
Vivas entre Carolina Pérez y Kissy Chandiramani este viernes.
Vivas entre Carolina Pérez y Kissy Chandiramani este viernes.  

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha salido este viernes al paso de las críticas vertidas durante esta semana por los grupos de la oposición en la Asamblea de Ceuta ante la configuración de su nueva estructura de Gobierno. Tanto VOX como Caballas consideran que es desmesurado el número de cargos nombrados por el presidente de la Ciudad e incluso estudian acciones legales al entender que algunos de esos nombramientos deberían pasar por el Pleno. Vivas ha defendido que la estructura del nuevo Gobierno reduce los cargos políticos respecto a la anterior legislatura y sólo incrementa los de carácter técnico, tres más.

“Antes había 8 consejerías y ahora hay 7, por lo tanto hay una menos. Antes había 7 gestores de servicios y ahora hay 7 viceconsejerías, por tanto son las mismas, la diferencia es que los viceconsejeros es una figura que está expresamente contemplada en el reglamento del gobierno, de la administración y de los servicios de la Ciudad de Ceuta, por tanto una norma reglamentaria de un rango más que suficiente para poder admitir esa figura y que al mismo tiempo nos parece que es bastante más operativa que la del gestor de servicio en cuanto que puede actuar en determinados ámbitos por delegación del consejero”, ha explicado Vivas.

Sí ha reconocido el presidente un incremento en el número de direcciones generales, que a su vez ha defendido, arguyendo que se trataría de puestos con un carácter más técnico que político y que además sus elegidos no son personas de perfil político y sí funcionarios de la casa, excepto uno.

“El incremento de los directores generales ha sido de tres. Pero cuando se tiene conocimiento de las áreas que van a atender esos directores generales es decir de la Justificación del incremento la contestación es rotundamente satisfactoria y positiva en cuanto a lo acertado de la decisión. ¿O alguien puede dudar que no es conveniente una dirección general dedicada estrictamente a evaluar, atender y dar respuesta a las necesidades de nuestras barriadas cuando resulta que en la anterior legislatura teníamos en cada pleno una propuesta relativa a una actuación determinada a llevar a cabo en barriadas?

¿O es que alguien puede negar que no es conveniente tener una dirección general dedicada a hacer una seguimiento permanente, continuado y sostenido en el tiempo, y también susceptible de una evaluación, acerca de las construcciones irregulares acerca de los vertidos ilegales, acerca de otras infracciones de naturaleza medioambiental, acerca de empadronamientos fraudulentos?

¿O alguien puede negar que no interesa tener una dirección general específicamente dedicada a activar el suelo del que disponga la ciudad para construir viviendas de alquiler a un precio tasado o para sustanciar las actuaciones de la Ciudad ante el Ministerio de Defensa para aspirar a un nuevo convenio?

En eso estamos insistiendo e incrementando los recursos y además lo estamos haciendo con personal técnico cualificado no lo estamos haciendo con políticos. El número de políticos ha descendido, pero se ha incrementado el número de directores generales”, ha explicado el presidente.

Sobre el director general que no es funcionario ha aclarado que su cometido será realizar informes que no serán vinculantes y que tendrán más que ver, ahí sí, con una parte política o propositiva.

¿Autonomía o Ayuntamiento?

Vivas además se ha enrocado en su defensa de la estructura de Gobierno situando su decisión más allá del número de cargos en una disyuntiva entre ser autonomía y por tanto poder decidir libremente la estructura de la administración o ser Ayuntamiento.

“En el trasfondo de la cuestión está la capacidad que tenga o no nuestra administración de auto organizarse. En última instancia, en el trasfondo de la cuestión está la consideración y el reconocimiento o no de que somos una autonomía. Nosotros consideramos que somos una autonomía. Lo consideramos porque tenemos competencias autonómicas, porque estamos representados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la Conferencia de Presidentes… En todas las Conferencias sectoriales que tiene el Gobierno de la Nación con las administraciones autonómicas y que lo somos porque el Estatuto contempla expresamente facultad de auto organizarse; algo absolutamente lógico y razonable, porque si somos autonomía y no somos estrictamente un ayuntamiento tendremos que estar dotados de los recursos necesarios para poder cumplir adecuadamente con esas competencias y con esa representación institucional que la Ley orgánica nos otorga”, ha fijado la discusión Vivas.

Y ha apostillado: “Si comparamos nuestra estructura administrativa con la de cualquier autonomía creo que nadie puede decir que nuestra estructura de órganos de Gobierno es excesiva, creo que todo lo contrario”.

Sin voluntad de ser obstáculo

Además, el presidente ha entrado también al trapo de quienes quieren situar en el Pleno determinadas competencias, lo que dificultaría la labor del Gobierno y en especial la de estos nombramientos. Y es que de tener que obtener el refrendo del Pleno a los Directores Generales, a Vivas no le alcanzaría, previsiblemente con la abstención del PSOE, como en la investidura y necesitaría algún otro apoyo ante el previsible voto en contra de VOX, Caballas y MDyC, que suman los mismos diputados que el PP, 9.

“Yo estoy dispuesto a llegar a acuerdos y a dialogar en todos los extremos y todos los ámbitos. Soy consciente de que no tenemos mayoría absoluta y creo que el diálogo va a ser la constante característica de esta legislatura, no puede ser de otra manera, y creo que tiene que ser así porque es lo que han elegido los ceutíes. Estas cuestiones hay que abordarlas no desde la perspectiva de lo que se vaya a hacer para controlar más o menos o ponérselo más o menos fácil al Gobierno. Yo creo que hay que hacer las cosas en función de lo que más convenga; y yo creo que la delegación está basada en razones de agilidad en la respuesta ante las demandas de los ciudadanos y agilidad en la toma de decisiones en beneficio del interés general y no del partidista”, ha analizado Vivas.

Y si eso no puede ser está dispuesto a irse para no obstaculizar el avance de Ceuta y la mejor de la calidad de vida de sus vecinos.

“Yo me voy a empeñar en sacar esto adelante a base de diálogo, de sensatez, de humildad y de generosidad, pero también lo vuelvo a decir: si no puedo, me retiraré. No voy a ser un obstáculo que perjudique la gobernabilidad o la estabilidad de Ceuta. Lo he dicho más de una vez y hoy lo vuelvo a repetir: estoy aquí para servir a Ceuta y sacar un proyecto político adelante en beneficio de los ceutíes y en beneficio de la calidad de vida de los mismos, si no puedo, no voy a ser un obstáculo para que venga otro”, ha afirmado Vivas.