Vivas deja en manos de los técnicos la respuesta al aparente engaño con las cubas de Bomberos


Vivas deja en manos de los técnicos la respuesta al aparente engaño con las cubas de Bomberos

- La Ciudad va a certificar con un medidor de Acemsa si, como sospechan los funcionarios, tienen menos capacidad de la estipulada antes de que actúen los Servicios Jurídicos

- Ali reclama que la Administración "rescinda" y "sancione" a la adjudicataria de la compra de cinco vehículos por casi 1,5 millones de euros

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha dejado este jueves en manos de los técnicos la respuesta al presunto engaño del que habría sido víctima la Administración local con el tamaño de las tres cubas que acaba de adquirir para el Cuerpo de Bomberos. Preguntado por si no se hubiera podido evitar este incidente, el político ha alegado que “ha sido la Ciudad la que ha detectado, con el uso, esta situación, y la que ha puesto la maquinaria administrativa en marcha”.

“El material viene acompañado de una especie de certificación técnica para su recepción y hay que suponer que el fabricante homologado la elaborado de acuerdo con la realidad: es como si alguien compra un vehículo y le dicen que va a tener una determinada emisión y luego tiene otra”, ha comparado con el caso de 'Volkswagen'.

A juicio de Vivas “uno se tiene que fiar de esos certificados” porque lo contrario “sería dudar de todo”. Lo que ha sucedido es que “una ve que se ha empezado a trabajar con ellas se ha abierto un expediente que se resolverá velando por los intereses de la Ciudad, algo que está en manos de los Servicios Jurídicos”. El portavoz de Caballas en la Asamblea, Mohamed Ali, ya ha exigido que el Ejecutivo responda con "la rescisión" del contrato y "sanciones".

Tiempo al tiempo. “Tenemos una constatación derivada del uso porque el agua se acabó pronto y en una primera comprobación así se constató pero queremos certificarlo con un medidor de Acemsa para, a partir de ahí, trasladar todo a los técnicos y que lleven a cabo las actuaciones que proceda, que no voy a prejuzgar porque no lo sé”, ha avanzado.

El presidente considera que “el servicio público no se puede quedar desasistido y habrá que utilizarlas si es necesario sin perjuicio de adoptar las acciones legales que proceda para que el suministro se corresponda con las condiciones de licitación”.

La Ciudad compró un vehículo ligero contra incendios 4×4, cuyo precio asciende a 46.000 euros; una bomba urbana ligera con capacidad para 1.500 litros de agua (303.800 euros); una bomba urbana pesada de 2.500 litros (329.900 euros); una bomba rural pesada de 5.000 litros (273.900 euros); y un vehículo autoescalera automática de 27 metros (543.500 euros). Todo se adjudicó por casi 1,48 millones al BBVA.

Lea también:

- Gobernación sospecha que la han engañado en la compra de las cubas de Bomberos

- La Ciudad renueva cinco camiones de bomberos por un millón y medio de euros

Vivas deja en manos de los técnicos la respuesta al aparente engaño con las cubas de Bomberos