MENORES

Vivas descarta la "insumisíon" con los MENA pero exige limitar la "cuota de solidaridad" de Ceuta

Vivas descarta la "insumisíon" con los MENA pero exige limitar la "cuota de solidaridad" de Ceuta
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El presidente da por hecho que renunciará a la devolución de las competencias si los informes jurídicos lo ven inviable o demasiado "engorroso" y fija un objetivo factible en convencer al Gobierno central de que le dé "entidad de interés nacional" a la problemática existente que tiene "desbordada" a la Ciudad "no solo en términos económicos".

El presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas, ha insistido este martes en que esperará a conocer el resultado de los informes técnicos y jurídicos que ha solicitado sobre la posibilidad de “devolver” a la Administración General del Estado las competencias de atención a Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) para tomar una decisión definitiva al respecto que, según ha descartado, en ningún caso conducirá a la Ciudad Autónoma a un choque con el Ministerio o a un ejercicio de “insumisión” pero sí a exigir “entidad de interés nacional” para abordar la problemática.

En declaraciones al programa ‘Hoy por Hoy’ de Radio Ceuta que presenta Antonio Martín, Vivas ha adelantado que renunciará a deshacerse de las competencias si para conseguirlo es necesario un camino “engorroso” y ha deseado que, sea cual sea el resultado final de la “reflexión” iniciada, al menos tenga la oportunidad de “verse” con la ministra de Trabajo y Migraciones, Magdalena Valerio, para explicarle que la ciudad autónoma “no debe soportar una cuota de solidaridad con los MENA mayor de la que no corresponde por nuestro tamaño”.

“No hemos tomado todavía ninguna decisión definitiva y si los informes encargados dicen que no es factible la cesión de esa competencia o que el procedimiento es demasiado dilatado y engorroso para enfrentar un problema tan acuciante no lo haremos pero la realidad”, ha remarcado el presidente de Ceuta, “es que la Ciudad está desbordada en sus capacidades económicas, presupuestarias, normativas y de respuesta”.

El Ejecutivo autonómico cree que “la solución” está “en el retorno del menor a su país de origen” y “la posibilidad que tiene la Ciudad de hacer factible ese objetivo es prácticamente nula pero el Estado sí puede contactar con Marruecos para intentar articular eso”. En términos económicos “la presión es tanta que está poniendo en riesgo nuestra estabilidad presupuestaria y la atención a ámbitos como Educación o Políticas Activas de Empleo”.

Desde el punto de vista “la situación de Ceuta solo es equiparable en España con la de Melilla porque esta presión migratoria va ligada al hecho de ser la única frontera terrestre en África y si no podemos reagrupar a los menores con sus familias ni trasladarlos a la península ni somos capaces de soportar económicamente la presión y es un hecho ligado a la frontera que no existía cuando la competencia fue cedida, lo único que estamos diciendo es que estudiemos su transferencia o busquemos otras fórmulas para aplicar la solidaridad a un problema de alcance nacional”.

A ojos de Vivas “no se puede pretender que Ceuta y Melilla, por tener fronteras terrestres permeables, deban soportar esta carga ni una cuota de solidaridad en el tratamiento de MENA superior a la que le pueda corresponder al resto de los españoles”. “No cuestionamos ni el interés supremo del menor ni pedimos que se discrimine a unos de unos otros en función de su país de residencia sino que este se considere un problema de interés nacional”, ha advertido sobre un reto “que va más allá de lo económico”.

No a la "confrontación" con el Estado

El presidente ha dejado claro que no quiere un escenario de “confrontación” con la Administración General del Estado y ha asegurado que ya pidió a Rajoy “entidad de interés nacional para abordar la atención a estos menores”. “En el Gobierno de la Nación debe haber capacidad para entender que no queremos ser insolidarios pero que necesitamos la del resto de los españoles”, ha añadido Vivas, que está “convencido” de que podrá llegar a “puntos de acuerdo”con el Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre una base de “sentido común”.

El Área de Menores de la Ciudad Autónoma tutela actualmente a unos 300 Menores Extranjeros No Acompañados (MENA), la inmensa mayoría varones adolescentes marroquíes, y calcula que en las calles de Ceuta, al margen de las políticas públicas de protección, sobreviven otros “70 ó 80”, sobre todo en el entorno del Puerto. Con esas cifras Vivas ha destacado que “la tasa de MENA por cada mil habitantes se sitúa en 4, ocho veces superior a la de Andalucía”.

El Ejecutivo autonómico asegura que de los 10 millones anuales (8,8 para sueldos de personal) que destina a Menores un total de 7 se dedican a la atención a los jóvenes foráneos solos que tutela. El Estado le transfiere cada ejercicio 2,3 millones con carácter finalista para asistir a los MENA.