Vivas encauza cómo afianzar jurídicamente las ventajas fiscales y renovar la imposición indirecta

Vivas encauza cómo afianzar jurídicamente las ventajas fiscales y renovar la imposición indirecta
Vivas y el secretario de Estado de Hacienda, este martes, en Madrid.
Vivas y el secretario de Estado de Hacienda, este martes, en Madrid.  

- Vivas acuerda con el secretario de Estado de Hacienda presentar, en un plazo de dos meses, una propuesta para evitar las interpretaciones en relación a la deducción del IRPF y a la bonificación del Impuesto de Sociedades

- La norma tendrá rango legal y definirá el ciclo mercantil completo, y con ella se perseguirá dar seguridad a los empresarios ceutíes y atraer inversiones

- La Ciudad presentará en los próximos meses una propuesta para crear un impuesto que sustituya al IPSI con el fin de evitar disfunciones y mejorar la competitividad de la economía local

- En la definición del nuevo tributo se tendrá en cuenta el impacto en el empleo y en la recaudación de la Administración local


El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha anunciado este martes que en un plazo de dos meses se cerrará "la fórmula concreta" que se utilizará para conseguir "dotar de seguridad jurídica" tanto a la deducción del IRPF y como a la bonificación del Impuesto de Sociedades con el fin de que este año pueda aprobarse esta medida. Vivas ha hecho esas manifestaciones tras reunirse en Madrid con el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, en un encuentro en el que el jefe del Gobierno de Ceuta ha estado acompañado por los consejeros de Hacienda, Economía y Recursos Humanos, Guillermo Martínez, y el de Programación y Relaciones con otras Administraciones, Francisco Márquez, y en el que se ha hablado también de la reforma del IPSI.

Para proporcionar eficacia y seguridad jurídica a estos incentivos fiscales es necesario definir el ciclo mercantil completo, es decir, hace falta determinar con exactitud cuándo una empresa que opera en Ceuta puede beneficiarse de esta menor imposición. Se trata, por tanto, de despejar cualquier duda de interpretación, para lo que se utilizará la norma legal que se considere conveniente, incorporándose así al cuerpo normativo de la regulación tributaria española.

Este paso no solo es importante para las empresas radicadas en la ciudad, sino que puede "abrir la puerta a nuevos yacimientos de actividad que puedan localizarse en Ceuta, ya sea por la vía de la globalización o de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación", tal y como explicó Vivas al término de su reunión con Ferre. Para avanzar en este camino se revisarán los trabajos que en este sentido se han realizado tanto en Ceuta como en Melilla.

El perfeccionamiento y respaldo de los incentivos fiscales que tiene Ceuta es un objetivo no solo del Gobierno, sino también de los agentes económicos y sociales de la ciudad, y del propio Ministerio. El secretario de Estado ha respaldado la revisión de estos ventajas fiscales para cumplir con "una serie de principios" que comparten ambas administraciones a la hora de propiciar la atracción de la inversión y la creación de empleo a través de la seguridad jurídica, y que pasan también por evitar el fraude. Es decir, se trata de que la deducción del IRPF y la bonificación del Impuesto de Sociedades sea un recurso para potenciar la actividad económica y no para evadir la diferencia impositiva existente entre Ceuta y el resto de España.

"No queremos eso, Ceuta y Melilla demandan solidaridad, pero también quieren ser solidarias y son conscientes del momento por el que atraviesa el resto de España; lo que queremos es una justa compensación a los condicionantes estructurales que se dan en ambas ciudades", razonó Vivas.

 

Un impuesto "similar al IVA"

Si el perfeccionamiento y respaldo de los incentivos fiscales que tiene Ceuta es un objetivo del Gobierno y de los agentes económicos y sociales, lo mismo ocurre con la revisión del IPSI, el otro gran tema que ha tratado el presidente de la Ciudad en esta reunión con el secretario de Estado de Hacienda. A este respecto, el Gobierno de Ceuta, después de esta reunión con Ferre, se ha marcado como objetivo también definir la reforma a lo largo de 2013.

A estos efectos se ha encargado una asesoría externa para que exponga el planteamiento de una posible revisión; un aspecto del que se ha dado cuenta a Ferre, como también de la aprobación por parte del Pleno de la Asamblea del Plan Estratégico para el Desarrollo Económico que alumbró la Mesa por la Economía. En este documento, se apuesta por la creación de un nuevo impuesto que sustituya al IPSI y que esté caracterizado por su plena armonización con el resto del sistema tributario español en lo referente a la imposición indirecta y con las directivas comunitarias con el fin de que subsane las deficiencias que desde el punto de vista de la competitividad del comercio y de los servicios tiene el actual tributo.

"Actualmente el IPSI cumple una función fundamental para garantizar la suficiencia financiera de la Ciudad Autónoma, pero es innegable que en relación a la actividad económica arrastra algunas deficiencias que creemos que deben solventarse", ha explicado Vivas. En un principio, señaló el jefe del Gobierno local, se piensa que estos objetivos pueden lograrse mediante la creación de un impuesto equiparable al IVA o al IGIC canario, "pero con la atenuación de los tipos de gravamen correspondiente a la realidad económica de Ceuta".

La intención es presentar en los próximos meses una propuesta concreta al Ministerio de Hacienda, si bien cualquier avance que se produzca en la redacción de la norma será comunicada de inmediato a la Dirección General de Tributos para ir acortando los plazos.

La propuesta que se presentará no solo perseguirá modernizar, actualizar y evitar las disfunciones que el IPSI genera para la competitividad del comercio y los servicios, sino que también se tendrá en cuenta el impacto que la nueva figura impositiva pueda tener en la recaudación de la Ciudad, así como en la actividad económica y en el empleo. Todo ello quedará definido antes de que finalice 2013.