DESESCALADA

Vivas insiste en que con la reapertura del puerto y la frontera más vale prevenir que lamentar

Vivas insiste en que con la reapertura del puerto y la frontera más vale prevenir que lamentar
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
"La extrapeninsularidad ha sido un factor de protección, pero la vulnerabilidad sigue existiendo", advierte el presidente, "porque nuestra capacidad de respuesta hospitalaria es sensiblemente inferior y debemos tenerlo muy en cuenta antes de desproteger a la ciudadanía".

El presidente del Gobierno de Ceuta, Juan Vivas, ha repetido este lunes que con la reapertura del puerto y la frontera más vale prevenir que lamentar. "Debemos de ser muy cautos: deben volver a la normalidad cuando tengamos absolutas garantías de que desde un punto de vista técnico facultativo eso no supone un factor adicional de riesgo" de propagación de la enfermedad del coronavirus en la ciudad, ha insistido subrayando la capacidad de expanderse a toda velocidad de la COVID-19.

Desde su punto de vista, "aquí ha habido tres o cuatro factores que han incidido para tener esta incidencia de la epidemia, las tasas más bajas de contagiados, fallecidos e ingresados en el Hospital y su UCI: el celo profesional para hacer el seguimiento de toda persona con el virus y su entorno; el celo con las residencias de mayores; la estrecha relación con el INGESA y el aislamiento de la ciudad".

En este último ha sido determinante, estima, la clausura de las dos puertas de Ceuta, que si no hubiese novedad ni cambio de criterio se reabrirían, al menos en lo tocante a los barcos por el norte, dentro de un mes, a mediados de junio, en la fase 3 de la desescalada.

"Ceuta es vulnerable, eso no lo podemos olvidar: la extrapeninsularidad ha sido un factor de protección, pero la vulnerabilidad sigue existiendo porque nuestra capacidad de respuesta hospitalaria es sensiblemente inferior y debemos tenerlo muy en cuenta antes de desproteger a la ciudadanía", ha advertido el líder del Ejecutivo local en declaraciones a los medios.

Mientras se restablece o no el transporte marítimo y el tránsito poro el paso del Tarajal, el presidente ha recordado sobre el primero que "todos los trabajadores de servicios esenciales que hayan tenido que salir de Ceuta o que vengan de fuera deben hacerse un test para comprobar que no están infectados o cuarentena de catorce días". La Delegación se ha negado en rotundo a decir cuántos permisos ha concedido durante los dos últimos meses para cruzar el Estrecho en cualquier dirección.

Durante su comparecencia, el presidente ha recordado que "nuestra principal fortaleza al margen de medios técnicos y demás es la responsabilidad individual, que cada uno sea y haga lo que debe, individualmente". "La batalla se gana con la suma de muchas responsabilidades individuales cívicas, coherentes y disciplinadas", ha resumido.

Vivas insiste en que con la reapertura del puerto y la frontera más vale prevenir que lamentar