Vivas niega "connivencia" con Trace y desliza que se está "cargando de razones" para meterle mano

Imagen de recurso.

El Pleno aprueba una propuesta de Caballas para hacer una auditoría del sevicio público de limpieza viaria y recogida de basuras, que ni con 17 millones al año y el apoyo de las Brigadas Verdes, Obimace y Tragsa evita que la ciudad sea un estercolero. Ramos arguye que si no se ha multado ya a la concesionaria es para no poner en riesgo las nóminas y el presidente apunta a la empresa: "El partido no ha acabado".

Caballas ha propuesto este lunes en el Pleno al Gobierno de Vivas que emprenda una auditoría sobre la gestión de la limpieza pública, ámbito al que se destinan 17 millones al año a través de Trace más el contrato del Puerto y el trabajo “suplementario” de las Brigadas Verdes, Obimace o Tragsa, ingente cantidad de residuos que no evita que la ciudad sea un estercolero de punta a punta, de forma especialmente visible en verano. PP y PSOE han apoyado la iniciativa pero MDyC y Cs se han abstenido.

“¿No pueden explicarnos qué pasa? Ustedes trajeron una modificación del contrato de Trace y dijeron que eso resolvería el problema, han hecho cuatro planes del servicio con el mismo éxito y es duro de digerir que se comporten como si fuera un misterio insondable”, ha expuesto Aróstegui, que también ha preguntado al PP cómo es posible que diga que la concesionaria hace su trabajo sin reproche.

Según el portavoz de Caballas, pues el Gobierno ha negado esa información a Ceutaldia.com, a Trace solo se le ha abierto un expediente por renovar la maquinaria del servicio tarde pero sí se acumulan los informes que dan cuenta de deficiencias “sin ninguna consecuencia” en una ciudad “donde supuestamente se trabaja de lunes a domingo pero solo se revisa de lunes a viernes”. El Plan de Gestión de Flota, “obligatorio” según los Pliegos, tampoco se ha implantado ni exigido.

El consejero de Medio Ambiente, Fernando Ramos, ha contestado que “estamos de acuerdo, Ceuta está muy sucia y ya estamos haciendo una auditoría pero este contrato se hizo en un momento sumamente difícil de recortes obligados por todos los sitios pero legalmente no pudimos ampliarlo posteriormente en más del 10%”.

“Somos conscientes de que el servicio no es bueno y de que si la concesionaria no cumple tendrá que ser sancionada pero no pagar una certificación supondría que los trabajadores no cobrarían pero eso no quiere decir que no se vaya a hacer nunca durante la vigencia del contrato”, ha explicado Ramos, que ha negado “connivencia o amiguismo” con Trace, que ha desoído todas las exigencias para poner en marcha el Plan de Gestión de Flota. El consejero ha propuesto que sean los técnicos municipales los que, en dos meses, hagan la reseñada auditoría con “todos los pormenores del servicio de limpieza”.

Aróstegui ha reprochado al miembro del equipo de Gobierno que se “esconda” detrás de los trabajadores, cuyo patrón tiene la obligación de pagar las nóminas con independencia de si él cobra o no todas las certificaciones.

Vivas ha intervenido para dejar claro que “no hay connivencia” con Trace y que tiene una carpeta llena de “revisiones exhaustivas” y con muchos “partes” elaborados por cargos políticos del PP y los controladores de Medio Ambiente. “Para actuar hay que cargarse de razones”, ha deslizado el presidente, que piensa aplicar “todas las sanciones que sean pertinentes” porque “el partido no ha acabado”.