DE 3.500 A 5.000 EUROS

Vivas no se moja y deja en manos de Hachuel y el Consejo de Amgevicesa la subida de sueldo de Díaz

Vivas no se moja y deja en manos de Hachuel y el Consejo de Amgevicesa la subida de sueldo de Díaz
Vivas, con Hachuel, presidente del Consejo de Administración de Amgevicesa.
Vivas, con Hachuel, presidente del Consejo de Administración de Amgevicesa.  

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, no ha querido mojarse la medianoche de San Juan sobre la subida de sueldo propuesta por el presidente del Consejo de Administración de Amgevicesa, Jacob Hachuel, para su gerente, Antonio Díaz, que actualmente cobra 3.528 euros al mes, uno de los salarios más bajos de sus homólogos en todas las sociedades y organismos municipales, y que pasaría a ingresar 5.000 brutos, 70.000 al año sumando las 12 pagas ordinarias y las 2 extraordinarias, como Doncel en Emvicesa.

"Vamos a esperar el pronunciamiento del Consejo de Administración y a respetar los procedimientos", ha señalado Vivas en declaraciones a los medios como si cupiese lugar a duda alguna: sucederá lo que diga el PP, que para eso tiene mayoría.

Preguntado por si va a intervenir para "parar" la propuesta o si la apoya, el presidente se ha enrocado en su primera respuesta: "respeto" a los tiempos y los órganos.

La subida de sueldo para Díaz ha sido rechazada este viernes tanto por Caballas, cuyo líder no la ve "ni ética ni legal" como por CSI.F, que considera que si se materializa será la prueba de la "pérdida de la cabeza y la vergüenza".

Según el informe del interventor, el sobrecoste que generaría la subida se cubriría de sobra con lo que Amgevicesa se va a ahorrar en cuotas a la Seguridad Social pero hará falta un "informe jurídico" para aplicarla con efecto retroactivo al pasado 1 de enero.

Hace dos meses Ciudadanos elevó una propuesta al Pleno para instar al Gobierno local a que marcase "unos criterios racionales y objetivos" en las condiciones contractuales y las retribuciones del personal directivo de las empresas públicas, los organismos autónomos y otros órganos dependientes de la Ciudad". El PP recogió el guante pero advirtió de que pondría sus propios criterios para hacerlo.