REUNIÓN EN LA MONCLOA

Vivas pide a Sánchez que agilice el tránsito por la frontera y devuelva a los MENA con sus familias

Vivas pide a Sánchez que agilice el tránsito por la frontera y devuelva a los MENA con sus familias
Vivas y Sánchez, este martes, en La Moncloa.
Vivas y Sánchez, este martes, en La Moncloa.  

El presidente de la Ciudad reclama al de la Nación que incremente primero la dotación de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y después la de los demás servicios públicos, como sanidad, educación, justicia o servicios sociales. Reivindica "una estrategia global de apoyo a Ceuta".


El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ha planteado este martes por la tarde al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la "necesidad y conveniencia de impulsar una estrategia global de apoyo a Ceuta que incida en ámbitos como el de la frontera y el puerto; la situación de los menores extranjeros no acompañados (MENA); el fortalecimiento de los servicios públicos; el abaratamiento de las comunicaciones y el impulso a la actividad económica y el empleo, turismo, la industria y la economía digital".

El ceutí ha sido recibido en la escalinata del Palacio de la Moncloa y ha sido recibido por el socialista durante una hora. Al término de este encuentro, Vivas le ha agradecido la oportunidad de manifestarle los retos, problemas y prioridades de Ceuta, asuntos que, tal y como ha recordado, ya habían sido expuestos con anterioridad a Mariano Rajoy y que no son nuevos “ni tienen seis meses”, y si bien ha reconocido que, aunque se han producido avances en los últimos años que han mejorado la calidad de vida de los ceutíes, algunos de los problemas persisten, son crónicos y están asociados a los condicionantes estructurales que afectan a Ceuta, “y por tal motivo demandan de los poderes públicos, en particular del Gobierno de la Nación, una respuesta solidaria, decidida y enérgica”, ha valorado.

Por todo ello, el presidente ceutí no ha querido dejar pasar la oportunidad de transmitirle a Pedro Sánchez la necesidad de que Ceuta reciba un tratamiento especial, una solidaridad “que no debe medirse solo en términos económicos, de balanza fiscal o de transferencias presupuestarias” y de poner de relieve la lealtad institucional del Gobierno de Ceuta y su voluntad de colaborar con el Gobierno de España “que es tan irrenunciable como innegable, la misma que había antes, con igual compromiso e intensidad”, ha subrayado.

Una estrategia dividida en varios ejes

Juan Vivas ha dividido en varios ejes la estrategia planteada al presidente del Gobierno que tendría, en su primer apartado, la necesidad de considerar que la frontera y el puerto de Ceuta son dos infraestructuras de interés estratégico nacional, a efectos de abordar “de manera urgente e inaplazable” el déficit que ambas sufren en instalaciones y medios, tanto materiales como humanos. “Déficit y obsolescencia que inhabilitan a ambas infraestructuras tanto para atender los cometidos que le son propios como para servir de apoyo al desarrollo económico, algo que resulta factible, además de necesario”, ha concretado, para recordar que frontera y puerto son las dos puertas de Ceuta, “pero también lo son de España y de Europa”.

vivas sánchez verticalPor otra parte, y en el ámbito de las buenas relaciones de vecindad con Marruecos, el presidente ceutí ha expuesto que es imprescindible mejorar los mecanismos de colaboración para solucionar dos problemas muy acuciantes: uno, el control y ordenación de los flujos transfronterizos de personas, vehículos y mercancías, al servicio de una mayor fluidez, sin perjuicio de la seguridad. El otro, el retorno de los menores extranjeros no acompañados (MENA). Debe precisarse que, por el bien del menor, el Gobierno de la Ciudad considera que dicho retorno es la solución del problema, “puesto que donde mejor está es con su familia y su gente, y donde peor es en la calle”. Mientras esta situación de retorno se hace efectiva, el presidente también ha abogado ante Sánchez por articular los procedimientos que sean precisos para lograr que la estancia de estos menores en Ceuta esté limitada a la capacidad de acogida del centro en condiciones adecuadas.

Vivas también ha reiterado, tal y como hizo en la reunión con la ministra Batet, que el Estado debe tener más presencia en Ceuta, empezando por incrementar la dotación de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y siguiendo por los demás servicios públicos, como sanidad, educación, justicia o servicios sociales. Este fortalecimiento tiene un doble efecto, ha precisado, ya que mejora los niveles de calidad de los servicios y al mismo tiempo genera renta, consumo y empleo.

En este capítulo el presidente de la Ciudad también se ha referido a que se debe compensar a la institución local por todos los gastos que asume para atender necesidades derivadas del hecho fronterizo, así como la consolidación, mediante ley, de las ayudas sectoriales o finalistas que recibe del Estado por razones de índole estructural, ayudas que son imprescindibles para mantener el equilibrio y la suficiencia financiera. Además, Vivas ha pedido que se impulse la concentración de unidades de la Base Única para disponer de suelo que pueda ser utilizado en la dotación de equipamientos e infraestructuras.

El presidente ceutí también ha trasladado a Pedro Sánchez su aspiración de que se intensifiquen los esfuerzos en educación y formación profesional y que se estudie si es posible perfeccionar el Régimen Económico y Fiscal (REF). Igualmente le ha pedido la elaboración y puesta en marcha de un plan de apoyo a la actividad económica y el empleo que aborde, entre otros ámbitos, los del comercio, el puerto, el turismo, la industria existente y la economía digital, así como el abaratamiento de las comunicaciones para no residentes y las mercancías y el impulso a la construcción del cable submarino para la conexión eléctrica con la península.

Una estrategia estable “y no sometida a los vaivenes políticos”

Esta es, en síntesis, la estrategia planteada por el jefe del Gobierno local, que también pretende que sea una estrategia estable, “y no sometida a los vaivenes de la política”, que esté definida en objetivo y medios, y que cuente con un órgano específico de interlocución que, entre otras cosas, tenga capacidad para impulsarla, coordinar actuaciones entre áreas y administraciones y efectuar el correspondiente seguimiento y evaluación. Este organismo, ha sugerido, podría ser el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Junto con esta estrategia, el presidente ceutí también ha planteado a Sánchez otros asuntos de relevancia, como la aceleración de los proyectos sobre reforma integral de la frontera; la remodelación de la N-352 y la construcción del nuevo instituto de secundaria, así como la conveniencia de buscar una solución a las restricciones de los movimientos bancarios, lo que está afectando a la actividad comercial “y ello sin perjuicio de la necesaria lucha contra el fraude y el blanqueo de capitales”.

Ha sido, en definitiva, una entrevista “útil”, ha resumido el presidente, con una respuesta “ receptiva, de interés y compromiso” por parte del presidente del Gobierno para abordar estas peticiones y al que le ha expresado que puede contar con la “absoluta lealtad” del Gobierno de Ceuta, “porque en las instituciones no representamos a partidos, sino a todos los ciudadanos, y si hay un territorio donde es necesaria una relación estrecha, sincera y de compromiso entre las administraciones, eso que es siempre bueno necesario en todos los sitios, en Ceuta es una cuestión vital y eso se demuestra con los hechos”. Así ha recordado que la implicación del Gobierno de la Ciudad se manifiesta en áreas en las que no tiene competencia, pero en las que colabora “porque redunda en la calidad de vida de los ceutíes. Lo hacíamos antes y lo hacemos ahora, con la misma decisión, intención e intensidad”.