"NO DEBE SER DEMOLIDA"

Vivas solo aceptaría reformar la Constitución sin tocar "la unidad de España" y "la solidaridad"

Vivas solo aceptaría reformar la Constitución sin tocar "la unidad de España" y "la solidaridad"
El presidente de la Ciudad, durante su alocución de este miércoles en el Salón del Trono.
El presidente de la Ciudad, durante su alocución de este miércoles en el Salón del Trono.  

Casi cuarenta años después de su aprobación, la Constitución de 1978 sigue "viva" y "goza de buena salud" a ojos de Vivas, que solo contempla una reforma de la Carta Magna que "cumpla con tres condiciones": 1) "antes de salir tenemos que saber dónde queremos llega"; 2) "un grado de consenso al menos igual que el que tuvo su aprobación"; y 3) "que la unidad de España, la soberanía nacional y la solidaridad al servicio de la igualdad de todos los españoles nunca deberían ser un precio a pagar porque constituyen los pilares del edificio que tanto esfuerzo y sacrificio ha costado construir y que tanto bien nos ha reportado".

El presidente de la Ciudad ha hecho en su discurso institucional del 6 de diciembre un alegado en defensa de los valores que inspiraron la Transición y han traído cuatro décadas de avances sin parangón: "Si la estabilidad, la certidumbre y la concordia nos ha traído paz y progreso, deberíamos tener claro que lo contrario, la inestabilidad, la inseguridad, la incertidumbre y la discordia, conducen, de manera irreversible, a la fractura social y económica, al desorden y a la ruina", ha alertado.

"Comparto que la Constitución no está labrada en piedra, y que, como toda obra, es posible mejorarla y perfeccionarla, pero no comparto que precise de un revolcón ni, mucho menos, que deba ser demolida; en mi modesta opinión, hacerlo sería una grave temeridad", ha advertido el líder del Ejecutivo local, que cree que "este año será recordado como el del 155".

Vivas estima que, ante el desafío secesionista, "las instituciones, empezando por el Rey, pasando por las Cortes y siguiendo por el Gobierno, han reaccionado de manera positiva mediante la aplicación de una medida que es legal, legítima, y necesaria porque el día que se acepte o admita la separación de una parte del territorio común, por grande o pequeña que ésta sea, ese día se habrá certificado el acta de defunción de España". 

Al hilo de lo acontecido en Cataluña pero también de las 429 víctimas mortales que ha dejado el terrorismo en las filas de la Policía Nacional y la Guardia Civil, la Ciudad y la Delegación han hecho del acto de la Constitución un homenaje a ambos Cuerpos, que "constituyen un pilar fundamental de nuestra convivencia democrática por lo que hacen cotidianamente, por servir a la ley y al orden todos los días del año y en todos los rincones de España, por perseguir el crimen en cualquiera de sus manifestaciones, para velar por el cumplimiento de la ley y para proteger la seguridad y tranquilidad de los españoles".