Vivas se vuelca en defender la solvencia de la institución

Vivas se vuelca en defender la solvencia de la institución
El presidente durante una de sus intervenciones
El presidente durante una de sus intervenciones  

- Dedicó más tiempo en su discurso a defender que a pesar de las turbulencias económicas mundiales la Ciudad Autónoma ha mantenido su pulso en el empleo, los asuntos sociales y los servicios

- El presidente valoró los 26,5 millones de superávit de 2013 y los 70 millones de deuda financiera cancelados en 2 años

- Lea el discurso íntegro del presidente Vivas


El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, acudió al debate sobre el estado de la Ciudad, el jueves, con la carga en la espalda de toda la legislatura, una legislatura que, se trasluce de su intervención, ha sido de dolor, sufrimiento y lucha por achicar deuda y mantener la nave a flote. Y es que Vivas dedicó más tiempo y palabras que nada a defender la gestión del Ejecutivo y los sacrificios que han permitido presentarse ante la ciudadanía y ante los bancos con “solvencia”.

Así vendió como un éxito del Gobierno los datos referentes a la Institución. Superávit en 2013 de 26,5 millones de euros, el pago en dos años de 70 millones de deuda institucional y la previsión de que cuando concluya 2015 la Ciudad Autónoma de Ceuta contará con menos del 85 por ciento de los recursos ordinarios dela administración en el capítulo de deuda financiera, 25 puntos por debajo del máximo legal autorizado.

“Los datos ponen de manifiesto que esta es una Administración solvente; y si no fuera solvente los bancos no acudirían a las operaciones de préstamo, y acuden con holgura y no a cualquier precio, a unos tipos de interés que muestran una clara tendencia a la baja”, defendió Vivas.

En su debe la oposición le señaló lo 82 millones de facturas en los cajones que tuvo que pagar acogiéndose a crédito ICO extraordinario habilitado por el Gobierno y que generan obligaciones e intereses del 5 por ciento, tal y como le recordó Alí.

El presidente quiso agradecer una vez más a los funcionarios el esfuerzo que han realizado para hacer posible ese ajuste. A ellos se les ha congelado el salario y por el camino pasaron la Navidad más austera, la de 2012, sin paga extra.

Vivas puso de manifiesto un recorte en el gasto de 50 millones de euros, de los que 15 son de gasto corriente. “Y no se han movido los cimientos de esta casa. Se sigue adelante y manteniendo los servicios casi con los mismos niveles de calidad”, dijo.

Cifró el presidente el incremento de la presión fiscal sobre la ciudadanía para mejorar la recaudación en 3,5 millones de euros. 45 euros al año por ceutí.

Resalto junto el ajuste en el gasto y en la recaudación la mayor apuesta y compromiso del Gobierno central con Ceuta y puso en valor un dato. Hoy Ceuta recibe de los Presupuestos Generales del Estado en transferencia directa a la Ciudad Autónoma a través de diversos mecanismos 90 millones de euros más que hace 13 años cuando él asumió las riendas de Ceuta.

“Es justo reconocer que sin ese apoyo, nuevamente del Gobierno de la Nación, difícilmente este Gobierno podría haber cumplido con las tres líneas rojas que estableció en el Plan de Ajuste: los servicios básicos, las políticas sociales y el empleo”, aseveró Vivas.

El empleo no general, sino el de los trabajadores públicos que dependen de la Ciudad Autónoma o sus empresas.

“Aquí no ha habido ERES, despidos, bajas de interinos. Aquí se ha mantenido el empleo. La única reducción que ha habido en materia de personal es la del de confianza y libre designación dependiente del Gobierno, que se ha reducido en un 43 por ciento. Ahí sí que ha habido adelgazamiento. Pero nada más que ahí”, presumió el presidente.

La oposición le sacó la falta de RPT, e incluso de inventario público de bienes, como le reprochó Carracao que impida gestionar de una manera más óptima los recursos públicos o la marcha atrás con la reestructuración del sector público periférico.

Vivas apoyó su defensa de la solvencia de la institución en otro dato: la banca ha respondido a las solicitudes de préstamos por parte de la administración. Y además sacó pecho por haber mantenido el Régimen Económico y Fiscal intancto a pesar de que en toda Europa se ha hecho una cruzada y un replanteamiento de esta clase de beneficios fiscales de los que aún gozan algunos territorios como Ceuta.

Un coyuntura que aconseja, tal y como explicó el presidente, aparcar una reforma más en profundidad del IPSI por si acaso al acudir a instancias superiores a validarla se volviera a Ceuta con menos de lo que ahora se tiene.

Esos 90 millones de euros de más que recibe Ceuta del Estado son completados también con una mayor financiación por parte de la Unión Europea. Datos que Vivas aportó de forma clara en su réplica así evidenció que el periodo de fondos europeos entre 2000 y 2006 que negoció Aznar a Ceuta llegaron 155 millones, un 30 por ciento más que en el periodo anterior negociado por el PSOE y que de 2007 a 2014, bajo negociación socialista de nuevo llegaron 93 millones, un 40 por ciento menos.

Gracias a esa coyuntura, el presidente defendió que se ha podido mantener la Ciudad Autónoma a flote manteniendo además el pulso y la apuesta por las políticas sociales incrementando en un 29 por ciento la inversión en las mismas en la última legislatura.

- Lea el discurso íntegro del presidente Vivas

- Lea el discurso íntegro de José Antonio Carracao