"ROBANDO A LOS ELECTORES"

Vox pide a los diputados no adscritos que devuelvan su acta y elude explicar los mensajes islamófobos

Vox pide a los diputados no adscritos que devuelvan su acta y elude explicar los mensajes islamófobos
Juan Sergio Redondo, presidente de la gestora de Vox.
Juan Sergio Redondo, presidente de la gestora de Vox.  

Vox asegura que María del Carmen Vázquez y José  María Rodríguez llevan negociando con PSOE, PP y MDyC su inclusión bajo otras siglas, “robando el voto a los electores” de la formación de ultraderecha.


Vox acusa a María del Carmen Vázquez y José María Rodríguez de llevar meses negociando con PP, PSOE y MDyC su fuga de Vox, “robando el voto a los electores” de la formación de ultraderecha.

Desde Vox exigen a ambos que devuelvan su acta de diputados “dejando clara la falta de respeto hacia los votantes” pero ha eludido dar una explicación sobre los mensajes de Whatsapp de contenido islamófobo y abiertamente racista. 

En respuesta a Ceuta al Día, fuentes de Vox aseguran que “los supuestos mensajes atribuidos a Vox están en manos del equipo jurídico del partido para adoptar las pertinentes acciones legales”. La formación de Juan Sergio Rediondo no da más explicaciones sobre unos mensajes internos que MDyC ha asegurado que llevará a la Fiscalía, pero promete “una respuesta más amplia en rueda de prensa”.

El motivo de su disidencia, elucubran desde VOX, se origina “tras no ver cumplidas sus aspiraciones de dar el salto a la política nacional”. “Desde el mes de abril, la conducta de estos dos cargos electos se distanció de la línea política de esta formación, en un claro desafío a la dirección nacional y traicionando a los votantes que les habían concedido su confianza”, reprochan, acusando a los diputados de apartarse de las propuestas de Vox. “Además de incumplir los acuerdos del Grupo Parlamentario y no colaborar en la  presentación de propuestas en la asamblea regional, empezaron a difamar y criticar a la dirección del partido en la provincia intentando generar una ruptura del partido en  Ceuta”. Distanciamiento que se hizo insalvable tras las elecciones generales, explican. 

Los dos diputados no adscritos no están de acuerdo con las posturas mantenidas por VOX en materias tan sensibles como el control de la inmigración ilegal y la memoria histórica. “Aspectos en los que la posición del partido es clara, por lo que es obligación de todos y cada uno de sus responsables defenderlas con una única voz”.

“Tras las elecciones generales del 10 de noviembre dejaron claro su objetivo al no ser  elegido Rodríguez como candidato al Senado, cargo para el que se postulaba tras  haber sido el integrante de esta candidatura en las anteriores elecciones. A partir de  ese momento, abandonaron la defensa de las propuestas de VOX e intentaron pasarse a otra formación  política  negociando  con  PSOE, PP y MDyC. Negociaciones que no salieron adelante tras ser informados por sus interlocutores   que   eso   supone   una   ilegalidad   recogida   en   la   legislación antitrasfuguismo. Como en otras ocasiones, VOX nunca cederá a chantajes personales aun a riesgo de perder cualquier tipo de representación institucional”, avisan.

Vox asegura que desde la Vicesecretaría Nacional de Organización “se ha llamado al orden” a Vázquez y Rodríguez “en reiteradas ocasiones”. “Pero lejos de enmendarse han persistido en su actitud contraria a la línea política y ética a la que se habían comprometido”.

“El acta no es de VOX, es mía”

Desde Vox también lamentan las declaraciones que en la tarde de este lunes Vázquez y Rodríguez han hecho en  rueda de prensa. “Han dejado claro que se apropian del voto de los ciudadanos de Ceuta al afirmar Vazquez, tras ser preguntada si iba a devolver el acta a VOX, que el acta no es de VOX, es mía, dejando clara la falta de respeto hacia los votantes que son los propietarios de esa acta. La diputada también ha llevado las contestaciones al ámbito personal, lo que muestra sus aspiraciones no satisfechas, con afirmaciones como personalmente estoy muy decepcionada”.

Rodríguez, “podemita”

Por su parte, Rodríguez, quien se ha autocalificado como “disidente” en varias respuestas durante la rueda de prensa, ha faltado a la verdad según Vox al asegurar que “el origen de esto no es unirse a otro partido”, una afirmación que, considera la formación ultraconservadora, “ha quedado desmentida por las consultas realizadas por este partido político a otras formaciones de Ceuta”.

“Pide que la formación funcione de manera asamblearia, copiando el modelo de Podemos”

También han dejado clara su distancia con VOX al señalar que el partido no ha funcionado de manera democrática, lo que para Vox supone lo mismo que “asamblearia”. “Pide que la formación funcione de manera asamblearia, copiando el modelo de Podemos” y “deja clara su ignorancia sobre el modelo de partido político por el que se han presentado y no han dudado en comprar los argumentos de la izquierda cuando Vázquez ha asegurado que la dirección de VOX “es islamófoba”.

Desde la dirección de Vox entienden que los dos diputados no adscritos no están de acuerdo con las posturas mantenidas por VOX en materias tan sensibles como el control de la inmigración ilegal y la memoria histórica. “Aspectos en los que la posición del partido es clara, por lo que es obligación de todos y cada uno de sus responsables defenderlas con una única voz”.