Baleària planea cambiar los motores de varios buques de alta velocidad por otros menos contaminantes


Baleària planea cambiar los motores de varios buques de alta velocidad por otros menos contaminantes

- La compañía se propone "remotorizar" cinco de sus nueve buques de esta categoría en un lustro para sustituir los de gasóleo por otros de gas

- "El cambio de energía responder al compromiso medioambiental de la naviera y a la adaptación a futuras normativas", explica la naviera, que también ahorrará dinero en combustible

La compañía Baleària está "liderando" un proyecto de innovación que permitirá remotorizar algunos de los buques de alta velocidad para que puedan utilizar LNG (gas) en lugar de gasóleo. Según ha informado la naviera en un comunciado, el cambio de energía "responde al compromiso medioambiental de la naviera y a la adaptación a futuras normativas, ya que el uso del gas reduce un 25% las emisiones de CO2 y elimina otro tipo de emisiones perjudiciales para la salud".

Asimismo, esta iniciativa también beneficiará a la naviera por la evolución de precios de este combustible, aunque no ha avanzado si ello repercutirá en las tarifas que abonan los clientes.

El plan estratégico de Baleària contempla remotorizar cuatro de los 9 buques de alta velocidad que dispone la compañía en los próximos 5 años. "Se está trabajando en implementar motores duales que pudiesen funcionar con gas natural y diesel principalmente por no condicionar a operar en una ruta con suministro de esta energía", ha apuntado la empresa.

El director de flota de Baleària, Guillermo Alomar, ha señalado que en la zona del Báltico ya hay "numerosos ferries" que operan propulsados por gas y ha destacado que “disponemos de la capacidad y experiencia para integrar el cambio climático a nuestro modelo de negocio". Alomar también ha añadido que “esta inversión tecnológica contribuirá muy positivamente a la compañía porque los costes de mantenimiento del buque y el diferencial del precio con el diesel son mucho menores”.

Recientemente la UE se ha comprometido a reducir sus emisiones de dióxido de carbono entre un 25% y 40% de aquí al 2020. En este sentido, el trabajo que está realizando Baleària "va en sintonía con el objetivo de la UE sobre la necesidad de actuar contra el cambio climático".