SENTENCIA

Biocarburantes del Estrecho exige al Puerto la concesión “inmediata” de la planta de biodiesel

Biocarburantes del Estrecho exige al Puerto la concesión “inmediata” de la planta de biodiesel
Archivo
Archivo  

En un escrito remitido a la Autoridad Portuaria, la empresa Biocarburantes del Estrecho S.L. (BESL) exige la inmediata ejecución de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en relación con el derecho a que se le otorgue la concesión para la construcción y explotación de una Planta de Biodiesel en los terrenos de ampliación del Puerto de Ceuta. El pasado día 5 de febrero de 2018 dicha sentencia fue confirmada en todos sus extremos por el Tribunal Supremo, que ha desestimado el recurso de casación interpuesto por la Abogacía del Estado. Con esta sentencia, son ya cinco las ocasiones (ver tabla al final del documento) en las que diferentes instancias judiciales han dado la razón a las tesis de BESL.

La empresa resultó adjudicataria en el año 2007 de esta concesión que, con una inversión de 72 millones de euros, constituye uno de los proyectos de capital privado más ambiciosos de la ciudad de Ceuta. Además de suponer un elemento dinamizador de la actividad portuaria, se estima que la construcción y posterior explotación de la Planta generaría entre 100 y 150 nuevos empleos, entre directos e inducidos.

A pesar de cumplir con todos los requisitos técnicos y legales y de contar con la aprobación de la autoridad portuaria, el Gobierno de la Ciudad de Ceuta desestimó la ejecución del proyecto tras un proceso plagado de irregularidades administrativas y que se demoró 20 meses. Esta situación desencadenó a partir del año 2010 una sucesión de litigios que culminan con una sentencia favorable para BESL.

Para los responsables de BESL “dada la magnitud del proyecto y de su positivo impacto sobre la economía ceutí, es difícilmente comprensible el empecinamiento que han mantenido hasta la fecha las autoridades de Ceuta en mantener bloqueada la concesión”.

Bloqueo del proyecto de ampliación del puerto

Durante este tiempo, han sido muchas las empresas que se han interesado en la parcela de algo más de 27.000 metros cuadrados destinada a la ampliación del puerto. Entre ellas, cabe destacar DUCAR, VILMA o CEPSA, que han participado incluso en un concurso de proyectos para ocupar las 15 hectáreas de esta ampliación, en las que está incluida la parcela para la construcción de la Planta de Biodiesel. Las empresas han ido desistiendo de sus proyectos a medida que topaban con el bloqueo de la ampliación derivado de los litigios con BESL. Así, se mantienen paralizados proyectos estratégicos para la ciudad que generarían empleo, inversiones.., en definitiva, mucha riqueza para Ceuta.

En base a estos hechos, BESL declina exigir responsabilidades personales: “Las negligencias administrativas son evidentes, pero ahora lo que toca es que se nos otorgue de forma inmediata la concesión y que se deje la parcela en perfectas condiciones para poder ejecutarla. Algo que, hoy por hoy, no es posible por la ocupación ilegal que se ha hecho de la misma”, refiriéndose a las tuberías de la empresa DUCAR que la Autoridad Portuaria ha consentido que ocupen parcialmente la parcela reclamada por BESL.

Alcance nacional de la problemática

Este es un asunto que ha saltado el Estrecho y ha llegado hasta el Congreso de los Diputados. A lo largo de 2017, el Grupo Socialista en el Congreso ha logrado que el Gobierno se pronuncie sobre esta cuestión mediante la elaboración de un informe y una pregunta escrita. De hecho, en su respuesta, el Gobierno reconoce que ninguna de las solicitudes de ocupación de la ampliación del puerto ha podido culminarse debido a “la problemática surgida con la planta de biodiesel”.

Ante este escenario, BESL se muestra determinada a seguir adelante con el proyecto y confía en que, tras la sentencia del Tribunal Supremo, se produzca un cambio de actitud tanto por parte de las autoridades del Puerto como del Gobierno de la Ciudad de Ceuta.