La Ciudad quiere que Fomento obligue a las navieras a una rotación ‘low cost’

La Ciudad quiere que Fomento obligue a las navieras a una rotación ‘low cost’
Jacob Hachuel, durante su comparecencia tras el Consejo de Gobierno.
Jacob Hachuel, durante su comparecencia tras el Consejo de Gobierno.  


- El estudio, encargado por Procesa, está ya en manos de un bufete especializado en derecho marítimoque analice la viabilidad legal de la propuesta

- No se descarta seguir buscando una naviera dispuesta a competir en los precios del Estrecho para garantizar una"competitividad real"


El Gobierno local sigue dándole vueltas a los hándicaps del transporte marítimo en Ceuta, buscando fórmulas que o bien obliguen a las navieras unos precios accesibles, o, al menos, encontrar una naviera ‘low cost’ dispuesta a romper el mercado devolviendo la competitividad en la línea del Estrecho.

Una y otra medidas siguen siendo, de momento, sólo una posibilidad sobre cuya viabilidad legal PROCESA ha encargado un estudio a un bufete especializado en derecho marítimo. Un informe que aún está en progreso, ha aclarado el portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel quien ha querido subrayar que el Ejecutivo sigue con su obsesión “irreductible” de dar con la solución para abaratar el precio del billete de ferry, uno de los más caros del mundo en relación coste y distancia.

Así, el Gobierno de Ceuta pedirá al Ministerio de Fomento que obligue a las navieras que operan en la línea marítima del Estrecho a realizar al menos una rotación ‘low cost’. Una propuesta para la que el Ejecutivo local ha encargado informe que avale la viabilidad legal de abaratar por decreto el precio de los billetes de los ferry que conectan la Ciudad Autónoma con Algeciras.

El objetivo del Gobierno es garantizar que las tres navieras que operan en el Estrecho –Acciona, Baleária y FRS- se vean obligadas a, al menos, realizar una rotación (un viaje de ida y vuelta) a bajo coste. Una medida que “no supondría un gran quebranto en la cuenta de resultados”, ha argumentado el portavoz del Ejecutivo ceutí, Jacob Hachuel.

Una fórmula cuya viabilidad legal no está del todo clara, reconoce el Gobierno que mantiene abiertas otras vías, como la incorporación de una cuarta naviera dispuesta a romper el mercado devolviendo la “competitividad real” en la línea del Estrecho. Una competencia que el portavoz “duda que exista en la actualidad” entre las tres navieras que operan en la línea Ceuta-Algeciras.