NUEVOS REPRESENTANTES

El Consejo del Puerto, donde cada miembro cobra 820 euros por reunión, de nuevo en la refriega política

El Consejo del Puerto, donde cada miembro cobra 820 euros por reunión, de nuevo en la refriega política
Imagen de la sede de la Autoridad Portuaria.
Imagen de la sede de la Autoridad Portuaria.  
La elección de cuatro 'populares' (Deu, Chandiramani, Guerrero y Olmedo) y dos socialistas (Mas y Pérez) para ocupar los seis asientos de la Ciudad en el órgano rector de la Autoridad Portuaria subleva a Vox como la pasada legislatura protestó el MDyC. El cambio en la institución no se limita a las caras y se extiende a sus decisiones con virajes como la luz verde a la modificación sustancial del objeto de la concesión de 'Molina Genco'.

El nuevo reparto de los seis puestos de la Ciudad en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria, en el que se sientan un total de 17 personas, ha devuelto ese órgano de gobierno, en el que se pagan 820 euros por asistir a cada reunión, al centro de la polémica política local. Si durante la pasada legislatura fue el MDyC el que reprobó repetidamente que no se le asignase un puesto, ahora es Vox el partido que clama contra su exclusión.

Tras las elecciones de mayo el PP y el PSOE se han repartido en solitario los huecos. Desde 2015 el reparto permitía a los de Vivas tener cuatro representantes, uno el PSOE y otro Caballas. Ahora el segundo partido de la oposición, pese a contar con 6 diputados, no ha tenido cabida. Los consejeros Mabel Deu, Kissy Chandiramani y Javier Guerrero  y José Ramón Olmedo (subdirector de Procesa y ex asesor en la Delegación con el PP) ejercen ya como representantes de la Ciudad Autónoma. Al "municipio” representan los socialistas José María Mas y Cristina Pérez.

El presidente de la Ciudad, que según fuentes del Ejecutivo tiene la competencia para estos nombramientos, ha destacado durante los últimos años que era la excepción nacional a la hora de dar cabida a la oposición en el Consejo del Puerto. Reservaba cuatro argumentando que así plasmaba la mayoría absoluta del PP y concedía dos a la oposición. Ahora, con menos representación, los de Vivas mantienen su cuota y dejan el resto al PSOE.

Las Normas de Gestión y Funcionamiento Interno del Consejo que se sometieron a debate en diciembre del año pasado dicen sobre su régimen económico que “los miembros del Consejo de Administración, incluido su secretario, percibirán exclusivamente las dietas por asistencia personal y efectiva a las sesiones del Consejo aprobadas de conformidad con las directrices de Puertos del Estado”.

Su cuantía asciende a 820 euros netos por reunión y el órgano debe congregarse "al menos una vez cada dos meses" para "tratar asuntos de su competencia" y en sesión extraordinaria "cuantas veces sea necesario a juicio de su presidente o lo soliciten al menos una la quinta parte de los miembros".

Cambios de caras y de política

El cambio en el Consejo no ha sido solo de caras, sino que parece que también de alma para acercarse a las posiciones de las reivindicaciones de la patronal a la hora de quitar trabas a los cambios de usos y titulares que faciliten los negocios con el menor beneficio posible para la Administración. Adiós al "quien tenga un concesión debe explotarla y si le va mal, devolverla" de Rodríguez Valero.

El Puerto ya ha publicado en el BOE la modificación sustancial del objeto de la concesión de 'Molina Genco', que hace algo más de un año ya quiso sin éxito convertir su nave en el nuevo supermercado de DIA en la ciudad. La Autoridad Portuaria recibirá algo más de mil euros al mes por 1.800 metros cuadrados de superficie en tasa de ocupación y 100 euros por vehículo de transporte de mercancías en concepto de tasa de actividad.