ESTADO DE ALARMA

Las Fuerzas de Seguridad, a rajatabla en el puerto: embarque solo para ir al médico, a trabajar o a casa

Las Fuerzas de Seguridad, a rajatabla en el puerto: embarque solo para ir al médico, a trabajar o a casa
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  
El grupo de aproximadamente un centenar de ciudadanos marroquíes a los que las autoridades del país vecino no permitían entrar en su territorio ha aceptado este lunes a primera hora de la mañana regresar a la península, tal y como les instaban las autoridades locales a hacer.

Las Fuerzas de Seguridad han comenzado este lunes desde primera hora de la mañana a aplicar "a rajatabla" el Real Decreto 463/2020 por el que se ha declarado el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus y únicamente permiten el embarque desde Ceuta hacia Algeciras a aquellas personas que acrediten que se dirigen a centros, servicios y establecimientos sanitarios; al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial; o para regresar a su lugar de residencia habitual.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han confirmado la versión recogida por Ceutaldia.com sobre el endurecimiento de los criterios a la hora de permitir el movimiento de personas en la línea marítima, a cuyas navieras ya se instó a finales de la semana pasada a no vender billetes para partir desde Algeciras a marroquíes en tránsito, primero, y después a hacerlo solo a residentes en la ciudad autónoma.

La no aplicación estricta de la primera consigna dio pie a la formación de un grupo de un centenar de ciudadanos marroquíes que no podía ni cruzar la frontera en dirección a Marruecos ni quería regresar a Algeciras. Este lunes a las 8.00 horas han aceptado finalmente retornar a la península y abandonar la explanada de Juan XXIII tras asumir que el Reino alauita no cedería a su presión.

En el interior de la ciudad también está permitido salir a la calle sin compañía y por el menor tiempo posible para la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; para asistir y cuidar a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; para acudir a entidades financieras y de seguros; "por causa de fuerza mayor o situación de necesidad"; para pasear a las mascotas o "para el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio".

Las Fuerzas de Seguridad, a rajatabla en el puerto: embarque solo para ir al médico, a trabajar o a casa