Luz verde para exigir a las navieras una rotación diaria a 15 y 20 euros por pasajero o vehículo con tasas

Imagen de recurso.

Los dictámenes de 'Gómez Acebo & Pombo' y de 'RBB Economics Spain' son concluyentes: las compañías están obteniendo unos beneficios "extraordinarios" que les permiten viajar casi vacías para conservar horarios y atraques, por lo tienen capacidad para soportar una obligación de servicio público "de interés general" extra.

El bufete de abogados 'Gómez Acebo & Pombo' y 'RBB Economics Spain' lo tienen claro: las Administraciones pueden exigir como obligación de servicio público a cada una de las tres navieras que operan entre Ceuta y Algeciras a ofrecer una rotación al día a 15 y 20 euros por pasajero o vehículo, tasas incluidas, por trayecto sin computar las bonificaciones para residentes.

Entre las bases que sustentan tan posibilidad está que resulta acreditado que "las navieras están obteniendo unos beneficios extraordinarios"; que la propuesta no limitaría el número o variedad de operadores activos; que no estrangularía su capacidad para competir y que tampoco se recortan los incentivos para hacerlo.

La Junta de Portavoces ha conocido este martes el resultado de los informes solicitados por Procesa al respecto, cuyas conclusiones adelantó Ceutaldia.com el mes pasado, y ahora deberá tomar decisiones para que el Gobierno se dirija al Ministerio de Fomento y Marina Mercante para que tramite el preceptivo Real Decreto con el fin de imponer esa obligación añadida a las navieras.

Los expertos contratados por la Ciudad han certificado que las navieras mueven en muchos viajes poco más que hierro (con índices de ocupación de alrededor del 20% de su capacidad de pasajeros y de entre el 15% y el 30% en el caso de los vehículos) porque así se aseguran conservar "horarios y derechos de atraque".

"Los precios son absolutamente desproporcionados en comparación con los practcados en el resto de las líneas entre puertos españoles", remarcan los especialistas externos, que ven evidente que concurren razones "de interés general" para que prospere la propuesta de la Ciudad.