NAVIERAS

Marina Mercante mantiene el importe de las tarifas máximas en la licitación de la línea de interés público

Marina Mercante mantiene el importe de las tarifas máximas en la licitación de la línea de interés público
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Ministerio de Fomento renuncia a exigir unos precios tope más bajos a la concesionaria del servicio que presta Baleària desde 2014 (31,2 euros el billete simple sin bonificaciones ni tasas) y solo valorará con seis puntos sobre cien a la licitadora que los reduzca de forma más sensible.

Después de muchas promesas las cosas seguirán, básicamente, igual. La Dirección General de la Marina Mercante ha publicado este martes en el BOE el anuncio de la licitación de la gestión del servicio de la línea marítima de interés público entre Algeciras y Ceuta durante un año a partir del 1 de julio (con posibilidad de prórroga por otro) por un presupuesto base de 1,9 millones por cada doce meses, lo mismo por lo que se llevó Baleària a finales de 2014 la concesión para dos ejercicios (3,99 millones).

La Administración no ha incluido cambios en las tarifas máximas que, sin computar tasas ni bonificaciones, podrá cobrar como máximo: 31,6 y 51,2 euros por un billete de pasajero de ida o ida y vuelta, respectivamente; y 66,9 y 93,8 por uno de vehículo en idénticos casos. Cuando el punto de partida sea la ciudad autónoma, por un billete simple de coche no se podrá cobrar más de 26,89 euros, 33,78 si es boleto de ida y vuelta.  En todos los casos la validez obligatoria será de un año.

En el olvido han quedado aquellos precios máximos que se incluyeron en la licitación fallida (porque nadie se presentó) de 2013 que aspiraban a rebajar el importe del pasaje simple a 17,3 euros (siempre sin bonificación ni tasas incluidas), a 31,2 el de ida y vuelta y a 31,3 la ida y vuelta de coche con origen desde Ceuta.

La adjudicataria deberá oferta para cada viaje el total de las plazas de pasaje y vehículos a esas tarifas máximas, que en las ofertas que presenten las navieras podrán reducirse. No obstante, hacerlo no será el aspecto más determinante para conseguir el contrato, pues solo se valorará con 6 puntos sobre 100, como por utilizar un barco joven. Setenta se asignarán a la oferta más económica para la Administración, 9 a la mejora de volumen de plazas, acomodaciones...; seis a la "capacidad de respuesta para el restablecimiento del servicio en caso de fuerza mayor...".

El buque adscrito tendrá que seguir durmiendo en Ceuta para salir a las 6.00 horas desde la ciudad autónoma y a las 23.30 horas desde Algeciras "al objeto de facilitar la conexión de los usuarios con otros medios de transporte". Durante el día habrá de efectuar un total de "cuatro rotaciones".

El barco tendrá que tener, en principio, menos de 15 años de antigüedad, una capacidad mínima de 750 pasajeros y 100 vehículos "y de navegar con temporal de Levante" a una velocidad mínima en condiciones normales de 18 nudos "en aguas tranquilas y desplazamiento a plena carga".

En caso de mal tiempo, el buque del contrato "deberá aceptar a los viajeros del resto de compañías" pero ello queda a expensas de la firma de "los oportunos acuerdos de intercambio y de compensación" entre navieras, pactos que nunca se han alcanzado durante los últimos años y que han dejado en tierra en varias ocasiones a usuarios de barcos rápidos.

 

- Consulte el Pliego de Cláusulas Admnistrativas y el de Prescripciones Técnicas de la nueva licitación