CERRAMIENTO DEL PUERTO

Un muro de hormigón de 2,5 metros separará la zona comercial de los muelles de acceso restringido

Un muro de hormigón de 2,5 metros separará la zona comercial de los muelles de acceso restringido
De la Encina, Doncel y Mateos, este jueves, en la Autoridad Portuaria.
De la Encina, Doncel y Mateos, este jueves, en la Autoridad Portuaria.  

Las obras de cerramiento para evitar incursiones de aspirantes a polizones menores y adultos comenzarán el próximo lunes y terminarán durante el primer trimestre de 2020. Se extienden desde el Muelle de Poniente, donde se mejorará la seguridad en las escolleras y el control de acceso, hasta el de Levante, en el que se instalará un vallado sensorizado integral. Las ocho actuaciones previstas costarán 2,5 millones de euros.


El arquitecto de la Autoridad Portuaria Rafael Peñalver ha presentado este jueves a los medios ante el presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina; el de Ceuta, Juan Manuel Doncel; y la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, el proyecto de cerramiento de las zonas de acceso restringido que, con una inversión de 2,5 millones de euros y un plazo de ejecución que se extiende hasta el primer trimestre de 2020, aspira a acabar definitivamente con las incursiones de aspirantes menores y adultos a polizones.

La actuación es una enmienda a la totalidad de casi todo lo que se ha hecho durante los últimos años en el Puerto en materia de seguridad perimetral estática.

En el Muelle de Poniente, donde está el punto más "crítico" y de mayor presión actualmente, se va a instalar un cerramiento en forma de L sobre las escolleras para evitar que puedan salvarse andando con marea baja, como hasta ahora. Se alargará doce metros en paralelo a tierra y tres hacia el mar. En el control de acceso a esa zona se van a poner dos puertas motorizadas que acaben con los intentos de entrada de indocumentados, habilitando una "zona estanca" que funcionará a modo de esclusa, es decir, sin tener nunca sus dos extremos abiertos.

El cerramiento de barras que triunfó en una época se va a mejorar "recreciento" hasta tres metros de altura un cerramiento de chapa que impida la visión del otro lado en el trayecto que se deja a la derecha cuando se desembarca en Ceuta en coche hasta llegar al punto de control fiscal de la Guardia Civil.

En la avenida comercial principal se va a "quitar todo" el "murete con verjas" actual para poner "un muro de hormigón de 2,5 metros de altura" coronado por "elementos antisalto de otro metro y medio". Junto a la Estación Marítima también se va a apostar por el hormigón culminado en valla para impedir que los migrantes se arrojen al mar en busca de un buque en el que llegar a Algeciras irregularmente.

Los pasillos de acceso al atraque número 1, que son "objeto continuo de asaltos" para "aceder o pernoctar", se van a "tapiar y acristalar".

Al otro lado del canal del Foso Real, en el Puerto pesquero, se van a acometer trabajos de mejora de las dependencias habilitadas para el Servicio Marítimo de la Guardia Civil (pintura, humedades...) y se van a colocar vallas y luminarias. La operación culminará con el "vallado integral" del Muelle de Levante, en el que también se instalarán puertas motorizadas como en el extremo occidental y vallas "sensorizadas" que alerten en caso de intento de salto, rotura...

De la Encina, Doncel y Mateos han alabado sin reparos la actitud exhibida por sus respectivos departamentos a la hora de hacer posible la ejecución inmediata de trabajos de impermeabilización del Puerto, donde según han recordado se desarrolla una actividad comercial que sostiene miles de puestos de trabajo y que se erige como "una de las tres patas de la economía de Ceuta".