ATASCO EN ALGECIRAS

Las navieras acumulan retrasos por la niebla en otra jornada crítica en el Puerto

Las navieras acumulan retrasos por la niebla en otra jornada crítica en el Puerto
Niebla en la playa del Rinconcillo, imagen tomada en la mañana de este miércoles 14 de agosto.
Niebla en la playa del Rinconcillo, imagen tomada en la mañana de este miércoles 14 de agosto.  
La niebla que cubre la Bahía de Algeciras se ha sumado a los hándicaps de este 14 de agosto, víspera de festivo, mediados de mes, y con la confluencia en el Estrecho de las fases de salida y regreso de la OPE y el final de la festividad del Eid el Adha. La niebla se ha disipado finalmente a mediodía, agilizando el tráfico en el Puerto algecireño.

Este catorce de agosto confluyen muchas circunstancias que hacen de la jornada un día crítico en las comunicaciones del Estrecho: víspera de festivo, mediados de mes, y con la confluencia en el Estrecho de las fases de salida y regreso de la OPE y el final de la festividad de la Pascua del sacrificio.

Factores que hacían prever un día complicado para los muchos ceutíes que tiene planeado cruzar el Estrecho para disfrutar de sus vacaciones o del fin de semana casi festivo. A todo ello se ha sumado un imprevisto que está condicionando aún más el tráfico marítimo desde primeras horas de la mañana: la niebla en la bahía de Algeciras, que está ralentizando la salida de los buques del puerto gaditano.

Todas las navieras acumulaban a mediodía ya una hora de retraso, 45 minutos en el mejor de los casos provocados por las condiciones climatológicas. La niebla obligaba a reducir la velocidad de navegación aún más de lo que es ya obligado al entrar en el Puerto, lo que está ralentizando las rotaciones. Aunque la visibilidad ha mejorado desde mediodía y desde las 13.00 horas no hay ya ni rastro de niebla en el Estrecho con lo que previsiblemente se recortarán los retrasos acumulados ya a a esa hora. A las 15.00 horas, la mayoría de las navieras habían consegudo recuperar el ritmo perdido, en algunos casos suspendiendo una rotación, comel caso del Avemar, de Balearia.