El Oosterdam abre a Ceuta al mercado de los grandes cruceros turísticos

El Oosterdam abre a Ceuta al mercado de los grandes cruceros turísticos

- Es el barco más grande que ha entrado en el Puerto de Ceuta en sus 112 años de historia

- ”Se ha demostrado que podemos acceder a clientes que querían venir y no teníamos el muelle preparado”, se felicita el presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado


Los 286 metros de eslora del Oosterdam suponen algo más que el mayor buque que ha atracado en los 112 años de historia del Puerto de Ceuta, son el aval para acceder a un nuevo nicho de mercado, el de los grandes cruceros, los gigantes del mar llenos de turistas de alto poder adquisitivo. Con el barco de Holland American Lines llegan 2.600 visitantes, estarán apenas unas horas, suficiente para que repercuta en las cuentas de la ciudad, subraya José Torrado, presidente de la Autoridad Portuaria en la bienvenida a la tripulación del Oosterdam.

“Es un día muy importante para el Puerto pero también para Ceuta”, se felicita Torrado, “con el Oosterdam se ha demostrado que podemos acceder a clientes que querían venir a Ceuta y no teníamos el puerto preparado ya hoy podemos decir que sí a barcos que multipliquen por tres o por cuatro la capacidad de los habituales”. El presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta ha insistido en la importancia de la llegada del buque de Holland American Lines porque es la demostración de los argumentos que ofreció para la reforma del Muelle España. “Con la mejora de las defensas y también de los bolardos, para que tuvieran más capacidad de tensión, nos permite traer barcos que superen estos 288 metros de eslora, porque los cruceros son cada vez más grandes”, señala Torrado.

La Autoridad Portuaria lleva un lustro trabajando para hacerse un hueco en el mercado de cruceros del Mediterráneo, una oportunidad que está ahora, asegura Torrado, al alcance de la mano con la inestabilidad política que vive la orilla Sur que ha sacado del terreno de juego a dos grandes rivales, Egipto y Túnez. “Hoy en día las ofertas han cambiado, es un turismo muy sensible, y sobre todo los buques como este, en términos de seguridad son muy exigentes y la cuenca mediterráneo ha habido acontecimientos que han obligado a buscar alternativas y todo ese turismo a ciudades más seguras y con una oferta diferente”.

Y es que el de los cruceros es un mercado muy goloso en el que destacan ciudades españolas como Málaga, Cádiz o Barcelona. “no olvidemos que por el Mediterráneo se mueven del orden de 387.000 camas”, apunta Torrado.