TEXTO PROVISIONAL

El Puerto aprueba un protocolo simplificado para contar ya con policías locales en su zona comercial

El Puerto aprueba un protocolo simplificado para contar ya con policías locales en su zona comercial
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria ha acordado este martes un protocolo simplificado del que se han suprimido aspectos controvertidos como las competencias de ordenación del tráfico pero que permitirá contar desde ya, para la campaña de ventas de esta Navidad, con policías locales garantizando la seguridad ciudadana en la zona comercial de Cañonero Dato, donde "bajo ningún concepto podía quedar insegura la población por unos papeles".

El texto "provisional" al que se ha dado luz verde establece que su finalidad es “plasmar, reflejar y materializar una voluntad de coordinación de competencias” que “en muchas ocasiones pueden ser concurrentes o confusas” pero también que no conlleva nuevas “obligaciones o compromisos jurídicos” más allá de “las que, por ley, corresponden a la Policía Portuaria o a la Local”.

El acuerdo es "momentáneo", ya que la Abogacía del Estado se ha comprometido a remitir "antes de las fiestas" una redacción definitiva por si hay que introducir alguna modificación sustancial en el texto previamente pactado con la Consejería de Gobernación.

El presidente del Puerto, Rafael Rodríguez, ha recordado que fue su antecesor, José Torrado, quien, hace dos años, pidió ayuda a la Ciudad para garantizar la seguridad en la zona, intención que no fraguó por falta de acuerdo entre todas las partes, con escollos jurídicos, recelas y peleas entre un Cuerpo y otro...

El caso es que, según los cálculos del presidente y los sindicatos, para vigilar los cinco kilómetros de perímetro del puerto y su zona comercial harían falta, en términos de "ideal", un total de cien policías portuarios pero actualmente solo se dispone de 55.

"La Policía Local no quería hacer la labor sin un apoyo jurídico tras el problema de hace unos años pero hay algo evidente: un servidor público tiene la obligación de dar seguridad a la ciudadanía y nosotros no tenemos plantilla, por eso pedimos ayuda, y para dar esa cobertura reclamada se aprueba este protocolo momentáneo", ha resumido.