BLOQUEADA

El Puerto busca uso para 45.000 metros cuadrados de la ampliación

El Puerto busca uso para 45.000 metros cuadrados de la ampliación
Vista Panorámica del Puerto de Ceuta. Autoridad Portuaria
Vista Panorámica del Puerto de Ceuta. Autoridad Portuaria  

Cuatro hectáreas y media de los terrenos de ampliación del Puerto siguen vacíos años después. El duelo judicial con la planta de biodiesel frustrada ha terminado empantanando el avance de nueva actividad económica, pero una vez superados los litigios el Puerto busca ahora como ocupar los 45.000 metros cuadrados, alega el presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado, en respuesta a las críticas del PSOE que cifran en 6,3 hectáreas el terreno baldío en el Puerto.

Torrado, aunque las acepta en parte, rebaja considerablemente las críticas de  los socialistas a 4’5 hectáreas reprochando que incluyan los viales en la suma de la superficie utilizable y olviden además cómo funciona el Puerto pues, de ese terreno disponible, el Puerto ha de reservarse una parte de “pulmón” para casos de necesidad, para poder albergar contenedores. Reservada esa parte aún restan 45.000 metros cuadrados sin uso de la ampliación de 140.000 metros cuadrados. Un terreno hasta ahora intocable, insiste Torrado, “no se ha utilizado porque no se podía utilizar, porque ha estado subjúdice por reclamaciones de la planta de biodiesel”.

Biocarburantes del Estrecho S.L. ganó en julio de 2007 un concurso para explotar durante más de dos décadas años una planta de biodiesel en el Puerto de Ceuta. Un proyecto que terminó empantanado durante ocho años  hasta que, definitivamente,  la Consejería de Medio Ambiente dictó una resolución desfavorable del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) rechazando el proyecto alegando que la construcción debía situarse a una distancia mínima de 2.000 metros del núcleo urbano más próximo para  “la protección de las cosas, frente al peligro derivado de un siniestro o anormalidad en el funcionamiento de la actividad que nos ocupa y al considerarse que las medidas previstas por el promotor no son una garantía suficiente”.

Peticiones a la espera

El desbloqueo del litigio libera el uso y gestión de los terrenos afectados.  “Hasta que no ha habido un informe de los servicios jurídicos del Estado que dijera que ya podíamos empezar a gestionarla no hemos podido hacer nada, ahora empezaremos ya a gestionar la ocupación”, explica Torrado. La primera consecuencia, apunta el presidente de la Autoridad Portuaria de Ceuta, es que se reactivan las solicitudes para la ampliación de la planta de Dúcar y de una plataforma logística de automóviles. “El resto lo tendremos que dinamizar”, admite Torrado que aunque son muchos miles de metros cuadrados, 45.000 exactamente, no lo ve complicado. “No es difícil ocuparlo, el problema es que no podíamos disponer de ello”, insiste,  “ha habido peticiones que no hemos podido atender”. La dificultad estriba, explica Torrado, estriba en la necesidad de contar en ese espacio con actividades “complementarias” con la actividad del Puerto, si no sería muy sencillo, a tenor del tirón comercial de la zona de influencia de las instalaciones portuarias. “Tienen que ser actividades directamente vinculadas a la actividad del muelle, si no hubiese  sido complementaria no quedaría un metro, anda que no hay peticiones para montar naves, pero los puertos deben tener pulmón”.