El puerto renueva por 20 años más la concesión de Radio Taxi a instancias de Caballas


El puerto renueva por 20 años más la concesión de Radio Taxi a instancias de Caballas

- El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria aprueba la propuesta de la coalición para extenderla cinco años más de lo propuesto inicialmente

- Aprobado el expediente del alquiler para Koodza y se mantiene la intención de ampliar el número de prácticos y reducir sus tarifas actuales

El Consejo de Administración del puerto ha celebrado este martes una reunión en la que no sólo ha aprobado, con la abstención de Caballas, el expediente para que Aubensa alquile su concesión a la 'segunda marca' de Decathlon, Koodza, para instalarse en la zona, sino también la prórroga de la que disfruta Radio Taxi para que pueda seguir disfrutando de ella durante 20 años, cinco más de lo propuesto inicialmente, atendiendo el planteamiento que la coalición ha formulado y contra el que ha votado la representación de la patronal (UGT se ha abstenido).

Durante la reunión se ha refrendado, además, la intención del puerto de ampliar de 5 a 6 el número de prácticos y de aprobar, previo paso por el Consejo de Navegación, unas nuevas tarifas por esta prestación más bajas que las actuales.

El Consejo ha esbozado que es posible que el concurso para la gestión de la torre del puerto previsiblemente quedará "desierto" pese a que al mismo se postularon inicialmente tres licitadoras (entre ellas, la Corporación de Prácticos), con lo que habría que volver a convocarlo.

Igualmente, el órgano se ha pronunciado a favor de que el Convenio Colectivo por el que los trabajadores llevan peleando con movilizaciones desde hace semanas se desbloquee y ha debatido sobre los criterios de usos portuarios en relación con las obras que está ejecutando Lidl, que "técnicamente no se consideran como la construcción de una planta más", y las que tiene previsto acometer Casa Ros para habilitar una pista de pádel sobre su establecimiento.

Otro punto al que se ha dado el visto bueno es el acuerdo entre Mahersa y el CAS para que éste último disponga de una salida directa al mar.