Una sentencia anula la denegación de la licencia para una planta de biocarburante en el puerto


Una sentencia anula la denegación de la licencia para una planta de biocarburante en el puerto

- Biocarburantes del Estrecho, adjudicataria de la concesión en 2007, denuncia que el Gobierno local y la Autoridad Portuaria prefieren darle los mismos terrenos de la ampliación a CEPSA y VILMA OIL

- La empresa dice que pondrán en marcha en cuanto pueda un proyecto presupuestado en 70 millones de euros que generaría "más de 100 empleos directos"

Una sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo número 2 de Ceuta dictada el pasado 12 junio y recientemente notificada a las partes ha anulado la decisión de la Ciudad Autónoma de denegar la autorización ambiental integrada (AAI) a la empresa Biocarburantes del Estrecho para construir una planta de producción de biocumbustible en la nueva ampliación del puerto.

La sentencia judicial, declarada firme y contra la que ya no cabe recurso alguno, según ha informado la sociedad este viernes en un comunicado a los medios, estima su recurso contencioso-administrativocontra la decisión de la Ciudad y considera "ilegal" la denegación a esta empresa de la licencia medioambiental exigida para la construcción de la planta de biocombustible.

Biocarburantes del Estrecho obtuvo en 2007, mediante concurso publico, una concesion de la Autoridad Portuaria de Ceuta para levantar una planta de biocombustible en los terrenos resultantes de la ampliacion del puerto. Una vez otorgada la concesión, se presentó el proyecto constructivo definitivo con todos los estudios ambientales exigidos.

Según la empresa, "el proyecto supone una inversion de más de 70 millones de euros y la generación de más de 100 empleos directos en un sector que tiene un alto potencial de desarrollo" y el puerto de Ceuta "reúne unas condiciones óptimas para el establecimiento de una planta de producción de biocarburante".

La Autoridad Portuaria de Ceuta no ha podido conceder la autorización definitiva para ejecutar esta concesión debido a que las autoridades de la Ciudad Autónoma había denegado las autorizaciones ambientales exigidas en la legislación vigente, en particular la AAI. Esta sentencia judical "deja en entredicho la actuación de la ciudad al considerar ilegal la denegación de la licencias ambientales a Biocarburantes del Estrecho", según la empresa.

Batalla judicial

Biocarburantes ha presentado también un recurso contencioso-administrativo contra la decisón de la Autoridad Portuaria de no otorgar la autorización definitiva para la construcción de la planta. El asunto se tramita ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y "es previsible que se dicte sentencia, muy posiblemente en el mismo sentido, en las próximas semanas".

Dentro de la batalla judicial que Biocarburantes del Estrecho se ha visto obligada a emprender "en defensa de la concesión que le fue otorgada en el año 2007 para construir esta planta", se han denunciado ante las autoridades "diversas irregularidades cometidas por la autoridad portuaria y por la Ciudad Autónoma en todo este proceso".

"En particular, se ha presentado un recurso judicial frente a un nuevo concurso de proyectos convocado por el puerto, a través del cual, se pretenden otorgar los mismos terrenos que habían sido concedidos a Biocarburantes del Estrecho en favor de otras empresas: la empresa griega VILMA OIL y CEPSA", ha destacado la empresa.

La sustitución de la empresa Biocarburantes del Estrecho por estas dos compañías, "con las que la administración y el puerto vienen manteniendo conversaciones desde hace muchos meses", constituye "un atropello jurídico que los Tribunales de Justicia están empezando a constatar".

 

Irregularidades del proceso

La empresa entiende que "las irregularidades han sido muchas y resultan cada vez mas evidentes". "Por un lado, se ha utilizado por la Ciudad Autónoma el peregrino y absurdo argumento de que las instalaciones proyectadas por Biocarburantes del Estrecho no se encuentran a una distancia de 2.000 metros del núcleo urbano, cuando es obvio que ni esta instalación ni ninguna otra de las que pretenden establecerse en el puerto puede someterse a tal exigencia", argumenta Biocarburantes.

"El presidente de la Ciudad Autónoma informó a los medios de comunicación el 2 de agosto de 2010, de que se habían solicitado informes técnicos a 'consultoras externas' sobre esta cuestión, que, sin embargo, no figuran en el expediente administrativo que fue remitido al juzgado". "Por otro lado, según consta en el expediente judicial, CEPSA dice haber mantenido conversaciones con la Ciudad Autónoma al objeto de trasladar los depósitos de combustible al Puerto, que sería compensada con una recalificación urbanística de los terrenos que actualmente ocupa y finalmente VILMA OLI ha informado a la prensa el pasado 12 de mayo de 2012 que '...espera recibir en un corto periodo de tiempo la confirmación por parte de las autoridades de la concesión del terreno solicitado, 50.000 metros....".

"Todo ello, antes de la resolución del expediente correspondiente, que, por otra parte, se encuentra impugnado judicialmente ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía", ha denunciado Biocarburantes, que tiene la intención de ejercer "todas las acciones judicales necesarias para impedir que este atropello legal se consume". Asimismo, la sociedad ha reiterado su propósito de construir la planta de biodiesel en la ampliación del puerto de Ceuta "en cuanto obtenga los permisos necesarios para ello" porque cree que "se trata de un proyecto viable económicamente y de extraordinaria rentabilidad social".

Lea también:

- La ampliación del puerto, al Supremo

- Biocarburantes del Estrecho acusa a la Ciudad de "maltratar" el proyecto de la planta de biodiésel

- El Ministerio de Economía y Hacienda aporta 6,8 millones de euros para una nueva planta de biodiesel