Antes de que cuente diez


Antes de que cuente diez
De vez en cuando, cuando menos te lo esperas la ansiedad avanza por tu cuerpo desde el útero hasta el pecho, sientes la espiral de angustia anidándose en el alma, se queda allí cobijada como un invitado incomodo al que conoces. Será la crisis, la gente que viene diariamente a la ong diciendo que no [...]

De vez en cuando, cuando menos te lo esperas la ansiedad avanza por tu cuerpo desde el útero hasta el pecho, sientes la espiral de angustia anidándose en el alma, se queda allí cobijada como un invitado incomodo al que conoces.

Será la crisis, la gente que viene diariamente a la ong diciendo que no tienen nada, lo que oyes en las noticias, la cara de los que te quieren que no entienden  que sigas siendo socialista.

Contemplo extrañada la reacciones de los funcionarios ante el recorte y el miedo que tenia esta mañana mi madre al ver las noticias (supongo que haciendo zaping se topó con  Intereconomía)

Anoche me dio por oír la SER y hablaron los argentinos de los corralitos, de cómo el modelo europeo se les había desmoronado y tenían que buscar otros referentes para seguir adelante.

Quizás es el momento de inventar nuevas maneras de vivir.

La verdad es que no tengo miedo de la crisis. Me asusta el miedo de la gente. El catastrofismo de algunas palabras, el terror en los ojos de quienes tienen miedo de lo peor.

Me asusta que perdamos el norte mientras los que se aprovechan del mal momento que atraviesa toda Europa buscan  votos acusando a un gobierno socialista de mala gestión. Me parece triste y miserable.

Tenemos que intentarlo entre todas y todos, arrimar el hombro y sacar este pais adelante. Supongo que eso es patriotismo y esas cosas,

No soy mujer de banderas, ni de golpes de pecho, pero ando dispuesta a trabajar por mi pais, apretarme todos los cinturones y ayudar a todos mis compatriotas a salir de la crisis.

No se si eso es patria o solidaridad.

La verdad es que como lo llamen me da lo mismo.

 

 



Posted originally: 2010-05-23 00:17:27

Leer original

Antes de que cuente diez