Demagogia sobre el escenario


Demagogia sobre el escenario
La ceremonia solemne de entrega de galardones al cine español puso de manifiesto  la capacidad de interpretación de unos artistas  mimados económicamente por el progresismo español.  Actores y actrices integrados en movimientos cercanos ideológicamente a quienes llevaron a este país a las peores cifras macro económicas de nuestra historia democrática,  mientras ellos permanecían en el más absoluto silencio.
Los ciudadanos aun recordábamos como  los ejecutivos de José Luís Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba ejecutaban  duros recortes contra pensionistas, desempleados y trabajadores, mientras los responsables en materia de Educación y Cultura  subvencionaban con cuantiosas ayudas económicas unas  producciones cinematográficas  protagonizadas por las  Verdú o  Peña que fracasaban estrepitosamente en las pantallas españolas, demostrando la veracidad de la frase “el silencio tiene un precio”.
Debo destacar en la gala de los Premios Goya  las  interpretaciones  de Maribel Verdú, actriz galardonada, que  apoyó en su discurso  a los desahuciados cuando ha sido la protagonista de diferentes spots corporativos de Unión de Créditos Inmobiliarios, una entidad cuya principal actividad está dirigida a la financiación de hipotecas denunciada por las asociaciones anti desahucios  o de Candela Peña,   acusando a un Hospital público por  no atender adecuadamente a su padre fallecido, una acusación desmentida con posterioridad  por la dirección del centro hospitalario.
En definitiva, actuaciones que demuestran, en primer lugar, la calidad de estos artistas  y, en segundo lugar, explican claramente el porqué de las subvenciones recibidas de los ejecutivos socialistas. A pesar de todo ello, los ciudadanos somos plenamente  conscientes de la demagogia desplegada, por  quienes  han recibido ingentes cantidades de ayudas públicas,  en la que debería haber sido la noche del cine español, una noche de reconocimiento a la excelente labor desarrollada por los profesionales de nuestro cine. Sin ninguna duda, demagogia sobre el escenario.


Posted originally: 2013-02-24 18:11:46

Leer original