El empate de la impotencia


El empate de la impotencia
Es raro que el fútbol castigue a un equipo sin motivos. Granada y Racing se mueven por las últimas plazas porque su juego da poco de sí, ni siquiera lo suficiente para garantizar un gol de vez en cuando. Debían jugarse tres puntos valiosos para su aspiración de permanencia. Se repartieron uno tras airear sus carencias, las que convirtieron el partido en un pozo de impotencia. Leer


Posted originally: 2011-11-06 18:20:29

Leer original