Letta anuncia su dimisión como primer ministro de Italia tras perder el pulso con su partido


Letta anuncia su dimisión como primer ministro de Italia tras perder el pulso con su partido

La dirección del Partido Democrático aprueba la propuesta de su secretario general, Matteo Renzi, de "pasar página" y formar nuevo Ejecutivo. La decisión queda ahora en manos de Napolitano y del centroderecha, con quien tendrá que negociar

Italia vuelve a vivir un momento de convulsión política después de que el primer ministro, Enrico Letta, haya comunicado esta tarde que el viernes presentará su dimisión al presidente de la República, Giorgio Napolitano. La decisión de Letta, que llegó al Ejecutivo aupado por el propio Napolitano en abril de 2013, viene precedida de una reunión de la dirección de su partido, el Partido Democrático (PD), en la que el secretario general, Matteo Renzi, ha pedido su cabeza en una reedición de las clásicas guerras internas que sufre el centroizquierda desde sus inicios tras la disolución del Partido Comunista. Renzi se ha ofrecido para sustituir a Letta pero no ha descartado el adelanto de elecciones. Ese escenario, sin embargo, se antoja complicado, teniendo en cuenta que la decisión última será de Napolitano, que a la postre ha sido el artífice de que los dos últimos ejecutivos italianos -el del tecnócrata Mario Monti y este- hayan tenido al frente a personas que no fueron elegidas por los italianos.


La dirección del Partido Democrático aprueba la propuesta de su secretario general, Matteo Renzi, de "pasar página" y formar nuevo Ejecutivo. La decisión queda ahora en manos de Napolitano y del centroderecha, con quien tendrá que negociar

Italia vuelve a vivir un momento de convulsión política después de que el primer ministro, Enrico Letta, haya comunicado esta tarde que el viernes presentará su dimisión al presidente de la República, Giorgio Napolitano. La decisión de Letta, que llegó al Ejecutivo aupado por el propio Napolitano en abril de 2013, viene precedida de una reunión de la dirección de su partido, el Partido Democrático (PD), en la que el secretario general, Matteo Renzi, ha pedido su cabeza en una reedición de las clásicas guerras internas que sufre el centroizquierda desde sus inicios tras la disolución del Partido Comunista. Renzi se ha ofrecido para sustituir a Letta pero no ha descartado el adelanto de elecciones. Ese escenario, sin embargo, se antoja complicado, teniendo en cuenta que la decisión última será de Napolitano, que a la postre ha sido el artífice de que los dos últimos ejecutivos italianos -el del tecnócrata Mario Monti y este- hayan tenido al frente a personas que no fueron elegidas por los italianos.

Continuar leyendo...

Público en Facebook, Google+ y Twitter


Posted originally: 2014-02-13 18:25:00

Leer original