Sé partirme la boca


Sé partirme la boca
Fue inevitable el encuentro. Tan pasional como para hacerlo real   en la Semana de Pasión: tú tan iconoclasta de tiempos antiguos , yo tan devota de ímágenes perdidas. Tú tan de Itereconomía, del de los Santos ,  yo tan de la Ser y del  Intermedio… El encuentro se produjo en el Santuario, un restaurante [...]

Fue inevitable el encuentro.

Tan pasional como para hacerlo real   en la Semana de Pasión: tú tan iconoclasta de tiempos antiguos , yo tan devota de ímágenes perdidas. Tú tan de Itereconomía, del de los Santos ,  yo tan de la Ser y del  Intermedio…

El encuentro se produjo en el Santuario, un restaurante de Ceuta, porque no podía ser de otra manera, entre vírgenes de cera, confesionarios y reclinatorios nos pilló la madrugada bebiendo riojas y comiendo bacalao por aquello de la vigilia…

Tú pediste una ración de ibérico porque siempre te gustó pecar en lo pequeño, yo apuré las copas pensando que mejor entrar con la gula y la lujuria en las puertas del infierno, gustando carne humana que no de animal irracional …

Andamos, anduvimos, con la luna haciendonos cómplice mientras se ponía llena y una primavera recién estrenada guiñaba la memoria.

Cogidos de la mano, besándonos las bocas, las palabras, los recuerdos, bebíendonos la esencia del otro, sintiendo que el tiempo que pasó pasó , que no volvería por mucho que lo apretáramos en la carne  de los labios.

La madrugada nos sorprendió desnudos ante la gente, tan frágiles , tan vulnerables que los buitres nos miraban, nos juzgaban y nos condenaban sin mesura, sin defensa ni piedad… sin darnos cuenta, ajenos a los ojos de los otros.

Nos pasaron factura al otro día los fantasmas de la noche, los piojos de la mediocridad, las ladillas de las costuras provincianas..

No estuvo mal, tampoco bien.

Estuvo.

La tierra no es plana, la gravedad existe y el mundo tiene más mundos en el mismo espacio.

Sé que algunos no lo entienden, tampoco importa demasiado.



Posted originally: 2012-04-14 00:29:29

Leer original