La reina de los siete "dieces" que huyó de Rumania


La reina de los siete "dieces" que huyó de Rumania
En los Juegos Olímpicos de Montreal, en 1976, Nadia Comaneci asombró al mundo, al lograr un total de siete 'dieces', algo inédito en el palmarés de la gimnasia moderna. Nadie había registrado un solo 'diez'. Ningún gimnasta rumano había ganado una medalla de oro olímpica individual. Y cuando Comaneci firmó el primer 'diez' en los Juegos, en la rutina de las barras asimétricas ('uneven'), el 18 de julio de 1976, sin haber cumplido aún los 15 años, los marcadores electrónicos del Montreal Forum no estaban preparados para semejante medición (10,0) y se iluminaron con un increíble "1,0", entre el asombro del público. She' s perfect, "Es perfecta", tituló la revista 'Time' en su portada del 2 de agosto de 1976, sobre una gran fotografía de la campeona. Entrenada por el mítico Bela Karolyi, Nadia salió de Montreal con tres medallas de oro, a las que sumaría otras dos, en los Juegos de Moscú, en 1980. En 1989, pocas semanas antes de la caída del régimen de Ceausescu, Comaneci abandonó clandestinamente Rumanía y se estableció en Montreal, donde empezó a citarse con Bart Conner, gimnasta olímpico estadounidense. Nadia y Bart se casaron en 1996. Viven en Oklahoma y tienen un hijo, Dylan Paul, nacido en 2006, que es todo un proyecto de campeón. Comaneci tiene doble nacionalidad, estadounidense y rumana.


Posted originally: 2011-08-04 07:00:00

Leer original