DÍA MUNDIAL

El 40% de los fumadores que pasan por la Unidad de deshabituación logra dejar el tabaco

El 40% de los fumadores que pasan por la Unidad de deshabituación logra dejar el tabaco
Los estudios demuestran que con ayuda profesional y el tratamiento adecuado se duplican las posibilidades de dejar de fumar.
Los estudios demuestran que con ayuda profesional y el tratamiento adecuado se duplican las posibilidades de dejar de fumar.  

La Unidad Especializada de Tabaquismo (UET) de la Ciudad Autónoma gestionó en 2017 un total de 245 demandas de deshabituación tabáquica. El perfil de su usuario es el de una persona (53 % hombres y 47 % mujeres) de casi 49 años que fuma una media de 26 cigarrillos al día o más (el 37 %) y que ha intentado abandonar ese hábito con anterioridad en un 80 % de los casos. El éxito de la UET se resume en un dato: a los 12 meses de empezar el tratamiento, un 40 % de los atendidos no fuma.

El año pasado incorporó a su funcionamiento el Programa de Detección Precoz de la Enfermedad Pulmonar Obstructora Crónica (EPOC) y el balance es positivo: la realización de la espirometría constituye un nuevo servicio para el paciente y una herramienta, por un lado, objetiva para conocer la funcionalidad de sus pulmones y, por otro, motivadora para abandonar el tabaco. Durante el primer año de programa, la UET ha detectado ocho nuevos casos de EPOC, algunos en su etapa inicial, lo que permite su tratamiento farmacológico.

La Consejería ha recordado lo perjudicial que es fumar con motivo, este jueves, 31 de mayo, del Día Mundial Sin Tabaco, que este 2018 gira en torno al lema ‘Tabaco y cardiopatía’, una llamada de atención sobre la relación entre fumar y las cardiopatías. De hecho, el consumo de tabaco es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica.

El departamento que dirige Adela Nieto trabaja desde el Plan Integral de Tabaquismo para disminuir la prevalencia del consumo de tabaco y proteger la salud de la población afectada por el humo de los cigarrillos. Por otra parte, desde la Unidad Especializada de Tabaquismo, que forma parte del mismo plan, se asiste a fumadores que quieren dejar de serlo.

Clases y hogares sin humo

La acción preventiva incluye el concurso escolar ‘Clase sin humo’ –este curso participan 50 clases y más de 11.000 alumnos han recibido formación desde que comenzó el programa-; tutorías y talleres dirigidos a alumnado de secundaria y bachillerato y otros destinados a colectivos como los presos y los menores de Medio Abierto.

En el mismo ámbito está el programa ‘Hogar sin humo’, a cuyo abrigo han recibido información sobre los perjuicios de respirar humo de tabaco cerca de 11.400 niños desde 2010, cuando el Plan Integral de Tabaquismo lo implementó; y completan el listado de acciones dirigidas a la prevención las diferentes campañas de sensibilización desarrolladas, como han sido la Ruta contra el cáncer, articulada en torno a mesas informativas, y las Jornadas Salud y Mujer, junto con la Universidad de Cádiz y en colaboración con el Centro Asesor de la Mujer, dependiente de la misma Consejería.